Las claves de otro año descafeinado

Tras una primera vuelta histórica, el Lugo ha sido incapaz de mantener el pulso en el segundo tramo


LUGO / LA VOZ

El Lugo ha cerrado otro curso en la media de lo que acostumbra. Ni por posición ni por puntos ha sido esta una temporada distinta. Otro año más el bajón final ha azotado a los rojiblancos, frustrados por la marcha de Ignasi Miquel y un buen puñado de bajas. El año pasado, a Luis César le mató la operación Pedraza, la anterior fue Luis Milla el que abandonó el barco y poco antes del aterrizaje de Saqués en la presidencia, fue el cambio de directiva lo que sirvió de excusa para un final amargo. Francisco tampoco ha sido capaz de invertir el bucle y esa decepción podría lanzar al míster lejos de Lugo.

PACIENCIA INICIAL

La confianza fue fundamental en tres semanas en las que no salieron las cosas

Aunque siempre se habla de lo bien que fueron las cosas en la primera vuelta, lo cierto es que el inicio no fue muy prometedor. Un empate y dos derrotas (Reus, 0-0; Sporting, 2-0 y Cádiz, 0-1) dieron rienda suelta al alarmismo. La paciencia y la fe fueron fundamentales.

PRIMER PUESTO

Siete victorias en nueve jornadas convirtieron al Lugo en un líder nunca visto

El equipo de Francisco empezó a carburar a buen ritmo en la cuarta semana y encadenó la mejor racha que se recuerde en el Lugo profesional. Siete victorias en nueve partidos le llevaron a una primera plaza nunca vista. Tras ganar al Nàstic (1-0) en la jornada 12, el Lugo era líder de la Segunda División.

LA MARCHA DE MIQUEL

El fichaje del central por el Málaga iba a ser una herida que no cicatrizaría

El rendimiento de los modestos es un pastel demasiado apetecible para los equipos en apuros. El Málaga sacó la cartera en invierno y se llevó a una pieza clave en la consistencia defensiva del Lugo: Ignasi Miquel. Sin goleador definido a la vera del Miño, los rojiblancos jamás se repondrían de esa pérdida en el eje de la zaga.

ESTOCADA DEL HUESCA

La primera goleada, los rojiblancos se quedan sin pulso en El Alcoraz

Los efectos de la marcha del central se palparon pronto. El Lugo se quedaba sin pulso a las dos semanas, sufriendo su primera goleada contra el Huesca (3-0).

LA LESIÓN DE CAMPABADAL

El más difícil todavía, al Ángel Carro le mira un tuerto y pierden a otro incondicional

Dicen que en perro flaco, son todo pulgas. Al Lugo le miraba un tuerto a mitad de año y otro incondicional de la defensa se queda por el camino. Campabadal se rompía el cruzado. Otras bajas de larga duración darían forma a la epidemia: Sergio Gil, Sergio Díaz, Mario Barco o Francisco Fydriszewski se perdieron buena parte de la temporada.

EL GOL DE JUAN CARLOS

Se resiste el Lugo a despertar y un 3-1 ante el Sporting lanza de nuevo al equipo

Se retorció Lugo en un último partido de genio contra el Sporting de Gijón. Ganaron los de casa gracias a un partido que cerró Juan Carlos con un zapatazo desde A Cheda. Dos empates y una derrota en La Romareda terminaban después de apear al Lugo.

SIN OBJETIVO

El bajón se hace efectivo y solo se gana un partido de los diez últimos

El caminar del Lugo se vuelve pesado, los que se tenían que acoplar necesitan tiempo y entre jornada y jornada el sueño se desvanece. El descalabro se consolida a partir de la jornada 32, con la permanencia atada, una sola victoria en 10 semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las claves de otro año descafeinado