Ignasi Miquel hace las maletas

El central zurdo deja hoy el Lugo con destino al Málaga de Míchel

.

LUGO / LA VOZ

Ignasi Miquel se marcha. El central zurdo pone rumbo al Málaga hoy mismo y ya no estará disponible para Francisco en el duelo que el Lugo y la Cultural Leonesa disputarán este domingo. Todas las alarmas se activaron ayer a media tarde. Según las informaciones que destapaba la cadena Cope, el conjunto de Míchel había puesto el ojo en el zaguero catalán y la noticia corría como la pólvora a través de las redes sociales. Miquel, que lleva dos años siendo determinante entre los gallegos, ha empezado el curso inamovible en el once a la vera del Miño.

Las carencias defensivas de los andaluces, agravadas por la lesión de larga duración de Juankar, llevaron al Málaga a poner al zaguero catalán en el centro de la diana. Ignasi Miquel está cuajando una gran temporada y lo hace, encima, en uno de los equipos revelación de la liga de plata. Mario Husillos, el director deportivo del Málaga, habría estado viéndole en Sevilla la semana pasada. Según los medios locales, el interés estaba vivo desde hacía días.

Apenas una semana antes los blanquiazules confirmaban el diagnóstico de Juankar: rotura del ligamento cruzado de su rodilla derecha. El lateral malagueño se rompió en un partido contra el Real Madrid cuando intentaba rebañar un balón de las piernas de Lucas Vázquez. El flanco izquierdo en la zaga de Míchel se resentía más de la cuenta, porque ya contaba con las molestias de Ricca en los isquiotibiales. Colistas con tan solo ocho puntos en 14 jornadas, el Málaga necesita un parche inmediato para su defensa si quiere conseguir la permanencia. A cinco jornadas de llegar al ecuador de la temporada, este domingo tienen un desplazamiento importante. Se enfrentan a la Real Sociedad en Anoeta y no se pueden permitir el lujo de perder más puntos.

La marcha de Miquel llega en uno de los peores momentos, porque Bernardo, otro de los centrales favoritos en las alineaciones de Francisco, tampoco estará ante los de Rubén de la Barrera este domingo por sanción. Eso sí, los rojiblancos tienen bien cubierta esa posición y además de Ignasi Miquel cuentan con otros cuatro centrales: Bernardo, Luis Muñoz y Josete. Además tienen el refuerzo de Pedro López, el canterano suele competir con el filial lucense, pero ya dio la cara esta temporada con el primer equipo y lo hizo a un gran nivel competitivo. El central, que renovó con los rojiblancos a finales de agosto, tenía ficha con el Lugo hasta el 2020. Su cláusula podría estar por encima de lo que estarían dispuestos a pagar los malagueños, aunque también es cierto que los andaluces les han cedido esta temporada al central Luis Muñoz y las relaciones se presuponen buenas. A la espera de conocer los detalles de la negociación, los malagueños podrían conseguir una rebaja de los gallegos a través de algún nuevo tipo de intercambio. 

Allanar la llegada de un punta

El panorama, aunque oscuro por todo lo que aportaba Ignasi Miquel, no es del todo negro para el Lugo. No es ningún secreto que la secretaría técnica del Lugo rastrea un delantero para este mercado de invierno. La lesión de baja duración de Sergio Díaz y la falta de un referente enchufado con el gol llevará a los rojiblancos a otear sus alternativas estas Navidades. En este sentido, la operación podría ser ventajosa si facilitase la llegada de otro atacante.

El zaguero criado en el Barça es sólido al corte e impecable en la salida de balón

Ignasi Miquel (Barcelona, 1992) ya fue una de las sensaciones del pasado verano. Llegó al Lugo el verano del 2016, con contrato por dos temporadas. Fue uno de los primeros fichajes de Emilio de Dios para la etapa de Luis César Sampedro en el banquillo. Él y Marcelo Djaló garantizaron la solidez defensiva en un equipo eminentemente ofensivo, como lo son todos los del técnico arousano. Tras la marcha de Pedraza y con la llegada del verano, estaba claro que los centrales se habían revalorizado. Djaló terminó en el fútbol inglés y con Miquel se especuló demasiado. Recibió ofertas durante el verano, pero a finales de agosto se comprometió con el Lugo hasta el 2020.

Se perdió el primer partido liguero con Francisco por una sanción arrastrada de la temporada pasada, pero desde entonces lo ha jugado todo. En 1.440 minutos ha marcado un gol. Heló al Santo Domingo con un cabezazo en el descuento que le dio los tres puntos frente al Alcorcón. Sólido al corte e impecable en la salida de balón, Miquel es producto de la Masía. Tras salir de las categorías inferiores del Barcelona siendo un juvenil, pasó por el Cornellá y terminó de formarse en el Arsenal. Volvió al fútbol español a través de la Ponferradina y un año después se enfundó la camiseta del Lugo.

Explotó precisamente a orillas del Miño. Con Luis César en el banquillo, jugó 2.853 minutos, marcó dos goles y dejó una asistencia. Ahora, con Bernardo como único habitual en el eje de la zaga, los centrales en el banquillo pelearán por ganarse la confianza de Francisco.

Votación
6 votos
Comentarios

Ignasi Miquel hace las maletas