Una piedra en la nueva escalada

El Lugo aspira a posicionarse de cara a la recta final del campeonato


Lugo / La Voz

La victoria ante el Mirandés ha colocado al Lugo a nueve puntos del objetivo de los cincuenta a falta de doce jornadas. Los rojiblancos dispondrán pasado mañana de una nueva ocasión para posicionarse en la zona alta. Para ello lidiarán con el Getafe, una piedra incómoda cuya meta es el retorno a la máxima categoría. 

Once

Variaciones por la lesión de Iriome y la ausencia de Leuko. El Lugo presenta dos bajas con respecto al choque ante el Mirandés. No estará Leuko, que ha sido convocado por Camerún. Manu podría recuperar el carril izquierdo toda vez que Kravets aún no ha entrado en la lista. Por otra parte, la lesión de Iriome abre un abanico de opciones para Luis César. Joselu podría desplazarse a la banda derecha para ubicar a Fede Vico en la izquierda. Incluso Sergio Gil podría adelantar su posición para dar cabida a Carlos Pita en el eje al lado de Seoane.

El conjunto rojiblanco tratará de golpear a un Getafe que solo ha perdido un encuentro como local en lo que va de campeonato. Aquel revés se produjo hace ya seis meses. 

Reencuentro

Pepe Bordalás, un escollo en el camino. Los equipos que dirige Pepe Bordalás, actual preparador del Getafe, siempre han sido indigestos para el Lugo. Los rojiblancos solo han ganado un partido a conjuntos entrenados por el alicantino. Fue en la campaña 2015-2016, cuando batieron al Alavés en el Ángel Carro por 1-0.

No obstante, el balance del Lugo ante Pepe Bordalás es un triunfo, dos empates y cuatro derrotas. Además, solo le han marcado dos goles a las escuadras del alicantino. Aparte del mencionado tanto sobre el Alavés, el otro lo marcó Rubén Durán en Alcorcón en un choque en el que los madrileños acabaron remontando (2-1). 

Revancha

El Getafe, primer rival que batió a los rojiblancos en Liga. El Lugo cuajó un inicio de Liga notable. Acumuló cuatro victorias y cinco empates en las nueve primeras jornadas. Pero en la décima se chocó de bruces con el Getafe. Los madrileños, que llegaron achuchados en la clasificación al Ángel Carro, se llevaron el triunfo merced a un gol de Scepovic en el minuto 84. Era el segundo encuentro en el que Bordalás estaba al frente de los azulones.

Sergio Gil se siente respaldado por el técnico

Titular en el encuentro ante el Mirandés, el rendimiento de Sergio Gil ha ido a más con el paso de las semanas. Ahora, una de las dudas radica en conocer si el mediocentro aragonés tendrá continuidad pasado mañana ante el Getafe.

«En el medio hay bastante gente y no me sorprendería ser parte del once o quedarme en el banquillo. En esa línea, todos trabajan bien. Yo me encuentro cada vez más asentado en el equipo y el míster me da confianza», asevera el futbolista rojiblanco.

Sobre el choque ante el Getafe, Gil vaticina un duelo «complicado». «Mucha gente irá a apoyarles. Nosotros tenemos que tener las ideas claras, porque sabemos que será un partido duro e intenso», agrega.

Una de las asignaturas pendientes del Lugo se encuentra en los minutos finales, en los que suele encajar goles. Acerca de esta circunstancia, Sergio Gil manifiesta que «es verdad que se nos han escapado puntos en los últimos minutos cuando nos hemos puesto por delante. Pero ante el Mirandés cuajamos un buen partido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una piedra en la nueva escalada