Un termómetro del crecimiento

El Lugo aspira a relanzarse ante un Sevilla Atlético que cotiza a la baja


Lugo / La Voz

En un horario poco habitual, el Lugo rendirá visita mañana al Sevilla Atlético (20.00 horas). Los rojiblancos buscarán su tercera victoria del curso como visitantes ante un adversario al que los resultados no le están acompañando en jornadas recientes. Los andaluces solo han ganado uno de los ocho últimos partidos. Con 5 puntos sobre 24 posibles, han caído de la zona alta a la templada de la tabla. Eso sí, pueden presumir de fiabilidad como locales. Únicamente el Reus ha sido capaz de ganar en el Sánchez Pizjuán en lo que va de curso.

El Lugo ya sabe lo que es batir al Sevilla Atlético. Lo hizo en la primera vuelta, en el Ángel Carro, en el que fue el primer triunfo de Luis César en el campeonato (1-0). Un tanto de Joselu de penalti impulsó la victoria de los rojiblancos.

Ahora, está por verse si el Lugo confirma su crecimiento en tierras sevillanas. Sergio Gil ha mejorado con el paso de las jornadas como mediocentro, mientras que, con Carlos Hernández en el eje de la zaga, el equipo volvió a dejar la portería a cero ante el Córdoba. Sin embargo, Marcelo Djaló y Pita podrían estar llamando a la puerta para regresar al once. 

Trayectoria

Desde que regresó a Segunda División, al Lugo ha trazado una línea irregular en los enfrentamientos contra los filiales. Los rojiblancos volvieron a la categoría de plata de la mano del Real Madrid Castilla y, allí, se encontraron con el Barcelona B. Los catalanes batieron a los rojiblancos en el Ángel Carro en la temporada 2012-2013 por 1-2, con dos tantos de Sergio Araújo. Unas semanas más tarde, los lucenses se imponían al Castilla por 3-2. Los merengues contaban en sus filas con futbolistas como Jesé, José Rodríguez o Chreyshev.

Desde que el Lugo regresó a Segunda División, se ha medido con filiales en once ocasiones. El balance es positivo para los rojiblancos, que acumulan cinco triunfos, dos empates y cuatro derrotas. Eso sí, únicamente se han impuesto una vez a equipos de formación a domicilio. Fue al Barcelona B, el 4 de octubre de 2014, en el Mini Estadi.

Entonces, el Lugo había ganado por 0-1 con un tanto de Iriome mediada la segunda parte. En el filial blaugrana militaba Maxi Rolón, uno de los refuerzos de los del Ángel Carro en el último mercado invernal. El extremo había ingresado en el césped a falta de un cuarto de hora en lugar de Juan Cámara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un termómetro del crecimiento