De reto en reto


La actualidad rojiblanca trasciende el ámbito local, porque hasta Setién se ha sentido liberado del secuestro de su Racing por mor de la presión popular. Destronados los okupas, queda lo más difícil: rescatar para la historia a uno de los buques insignias del fútbol nacional, sumido en una deuda catastrófica.

La prolífica actualidad rojiblanca también conoció uno de sus capítulos individuales más brillantes con la internacionalidad del canterano Keko.

Pero el calendario no ofrece respiro. Mañana visita el Ángel Carro otro ilustre: el Real Zaragoza. Desde los inmemoriales tiempos de la Gimnástica no actuaba en partido oficial en Lugo. Y lo hace subido en su pedestal de equipo ascensor, porque su caché se lo exige. Para eso lo cogió Paco Herrera, tras su paso por el Celta. La derrota en la Romareda ante el Barça B fue una humillación para el equipo aragonés. La visita del Lugo a la Romareda en la primera vuelta también supuso otro triunfo de prestigio para el equipo rojiblanco. Pero solo son datos para la estadística. Porque el de mañana es otra final para lucenses y aragoneses, sumidos en objetivos inversos. Setién cuenta con casi todos, a excepción de Juanjo. Incluso Mouriz nos sorprendió a todos fichando al sustituto de Tena. El historial del central sevillano (en el paro los últimos meses) ofrece sus servicios entre Primera y Segunda.

Si el Lugo quiere derrotar a un equipo con plantilla de Primera, habrá de completar una actuación muy seria, prolongando la imbatibilidad. Para ello, no queda otra que cometer los mínimos fallos atrás, juntar líneas, presionar y anticiparse, dándole velocidad a la circulación del balón. La concentración ha de ser la máxima. Y el público también habrá de volcarse en número y apoyo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

De reto en reto