«Estúdase a artrite nos xeonllos e no lombo, pero non na mandíbula»

Nació en Santa Comba y ejerció en Zas, e investiga sobre la artritis juvenil


Carballo / La Voz

Casi siempre se asocia la artritis a edades avanzadas, pero no hay que olvidar que esta dolencia, que provoca dolor e inflamación en las articulaciones, también afecta en ocasiones a los más jóvenes. La tesis que acaba de presentar la investigadora xalleira María Florinda Otero González en la Universidade de Santiago versa sobre este asunto. Ayer habló en el magacín Voces de Bergantiños, de Radio Voz, sobre su investigación. Flor, como muchos la conocen, ejerció durante once años como dentista en el municipio de Zas, donde sus vecinos aún la recuerdan. De Zas -de Baio, para ser exactos- es precisamente uno de los directores de su tesis, el catedrático de Electromagnetismo Jorge Mira. La vinculación de este trabajo con la Costa da Morte no acaba ahí. La pareja de Flor también es de Baio. Y el presidente del tribunal, Xosé Manuel Pardo López, es de Cerqueda (Malpica), según explica Mira.

Tras estos años de trabajo, se fue a la ciudad de Aarhus, en Dinamarca, donde realizó un máster en Ortodoncia. Se especializó en las técnicas de diagnóstico de imagen en tres dimensiones y en el estudio de estructuras en patologías óseas. Esta experiencia le marcó el camino para volver a Galicia. En el Citius (Centro Singular de Investigación en Tecnoloxías da Información) de la USC desarrolló la tesis que acaba de ser calificada con un sobresaliente cum laude.

Su título en castellano es algo así como Contribuciones al estudio de imagen de los daños de la articulación temporomandibular en la artritis idiopática juvenil. En otras palabras, Flor Otero analiza, a través de un nuevo método de escáner, los síntomas visuales de los niños que padecen artritis en la mandíbula. Destaca la investigadora que en el caso de esta enfermedad, aún existen pocos trabajos que analicen su impacto en las articulaciones de la cara. «Estúdase a artrite nos xeonllos, no lombo e noutras zonas do corpo, pero non na mandíbula». Por tanto, cuando se diagnostica el problema, a veces es demasiado tarde para llevar a cabo un tratamiento eficaz: «Das articulacións da cabeza non se sabe moi ben quen se ten que ocupar; se o maxilofacial, o ortodoncista, o reumatólogo...».

El gran logro de este trabajo, por tanto, es que es capaz de predecir cuál va a ser el desarrollo de la artritis a través de una prueba de rayos X y un cálculo del grado de inflamación de la mandíbula. De esta manera, se obtiene un indicador para realizar un diagnóstico efectivo y comenzar a tratar la enfermedad cuanto antes, y se evitan otros métodos más invasivos y perjudiciales para el paciente. Para desarrollar el modelo de cálculo, Flor también contó con la dirección de Pablo García Tahoces, profesor de Electrónica y Computación de la USC.

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por el equipo al que pertenece Otero, existe una colaboración efectiva entre pediatras y reumatólogos para seguir los casos conflictivos. «Un dos directores da tese, o doutor Mera (jefe de la sección de Reumatología del CHUS) ten moi presente este tipo de doenza, así que empezamos a traballar niso», explica. La xalleira dice que en Dinamarca, la aplicación de nuevas técnicas de imagen está más avanzada. Con los conocimientos adquiridos, decidió aplicar lo aprendido en Galicia. «As articulacións analízanse, en termos xerais, de forma visual, con síntomas básicos: inchan, están quentes e doen». Sin embargo, en la etapa infantil, es más difícil detectarlo. «Os nenos teñen un umbral de dor altísimo, e ás veces xa está moi avanzada cando empezan os síntomas evidentes».

En el caso de la artritis en la mandíbula, las evidencias se manifiestan con asimetría, con una fisonomía distinta en cada lado de la articulación, o con un desarrollo menor de la misma, que después se arrastra durante la etapa adulta. «Non poden abrir moito a boca e teñen unha rixidez bastante notoria», explica la doctora. Ante esta situación, la medicación antiinflamatoria es el principal aliado. Se complementa con la ortodoncia para corregir la malformación que genera la artritis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Estúdase a artrite nos xeonllos e no lombo, pero non na mandíbula»