la voz

Los operarios que trabajan en la restauración del molino urbano de Vimianzo tiene de plazo hasta el día 15 del mes que viene para acabar la obra pero se muestran convencidos de que lo harán bastante antes. De hecho, ya han completado el muro perimetral y restituido el techo con vigas de madera.

Aunque el proyecto inicialmente solo suponía la recuperación del edificio, el alcalde, Manuel Antelo, asegura que irán más allá y en esta misma fase dotarán al conjunto etnográfico de las piezas de madera -las piedras las conserva- y el suministro de agua necesario para poder moler, aunque la recuperación completa del canal tendrá que esperar.

Paralelamente, el regidor, que destaca sorprendido el enorme número de visitas que están recibiendo las obras por parte de gente que ni sabía que allí había había un molino, también ha establecido contactos con la empresa propietaria del transformador eléctrico próximo, para desplazarlo a otro lugar donde no estropee la vista del edificio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El molino urbano vimiancés tendrá agua para poder moler