La cuestión sobre las pilas de Moraime queda pospuesta en el Parlamento de Galicia

Tuvo que ser aplazada debido a «compromisos sobrevidos de axenda dos conselleiros encargados de darlles resposta»


cee / la voz

Las pilas de la iglesia de Moraime que la esposa del dictador Francisco Franco, Carmen Polo, se llevó de la iglesia de San Xiao de Moraime (Muxía) en los años sesenta iban a llegar finalmente al Parlamento de Galicia ayer mediante una pregunta presentada ante la mesa por los diputados del PSdeG Concepción Burgo, Luis Manuel Álvarez y Loli Toja, además de por parlamentarios del grupo En Marea, pero la cuestión tendrá que esperar. La directora de Relacións Institucionais e Parlamentarias Blanca García-Señoráns le ha requerido a los citados diputados que hagan las gestiones apropiadas para aplazarla a otra fecha debido a «compromisos sobrevidos de axenda dos conselleiros encargados de darlles resposta».

De este modo el asunto sufre un nuevo retraso, aunque mínimo si se atiende al devenir histórico que ha seguido el caso, que los socialistas no dudan en calificar como «espolio» de los Franco y que no ha suscitado precisamente un interés prioritario en el seno de la Administración.

Ya en 1980 el párroco de Muxía, por consejo de Domingo García Sabell, acudió a un notario para dar testimonio de lo sucedido y presentar todas las pruebas documentales que acreditan que las pilas, una bautismal y otra de agua bendita, pertenecían a la iglesia de Moraime. Después de diversas gestiones realizadas por el teólogo Celso Alcaina el alcalde de Muxía, Félix Porto, denunció en el 2010 los hechos ante la Consellería de Cultura sin que nada se haya hecho hasta la fecha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La cuestión sobre las pilas de Moraime queda pospuesta en el Parlamento de Galicia