Doqui ya disfruta de las vacaciones en Laxe

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

LAXE

Ana Garcia

Este ejemplar hembra de lobo mariño pesa más de 80 kilos y fue avistada por primera vez en la Costa da Morte a finales de la primavera del pasado año

15 jul 2021 . Actualizado a las 01:11 h.

Aterrizó en la Costa da Morte a finales de la primavera del pasado año y ya no regresó a su lugar de origen, la zona sur de Irlanda, lugar desde donde partió siendo todavía una cría arrastrada por el oleaje, los temporales y las corrientes hasta el litoral gallego. Al llegar a Caión, Laxe, Corme... Descubrió un verdadero maná en forma de crustáceos y peces y decidió quedarse.

Cuando Doqui, nombre con el que fue bautizada el pasado año por unos pescadores en Caión, fue avistada por primera vez pesaba 15 kilos. Un año después sobrepasa ampliamente los 80 y, según los cálculos de los técnicos de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma), el peso de esta hembra de león mariño podría rondar ya los 100.

En la Coordinadora  no tienen duda de que, tras haberla perdido de vista durante un año, el animal avistado estos últimos días en el litoral de Ponteceso, Laxe, Sada y Miño sea el mismo. «A coloración da pel dos lobos mariños é única e perdura toda a vida e ese exemplar é, sen dúbida, Doqui», apuntó Alfredo López, de la Cemma.