Ramón Polo Pardo, gran jugador del Celta, otro corcubionés fugaz

Luis Lamela CARBALLO / LA VOZ

CORCUBIÓN

CEDIDA POR LUIS LAMELA

Participó en tres encuentros de la selección española de fútbol

24 jun 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

En el reciente libro publicado por Xosé Mª Rei Lema y Xosé Mª Lema, titulado, 50 anos da Historia do Fútbol da Costa (1964-2014), se refleja una información de un antiguo jugador originario de Corcubión: «Un dos destacados integrantes desta selección -se refieren a la Selección Galega de 1922- era Ramón Polo Pardo (Corcubión, 1901), e mesmo foi o autor do primeiro gol da escuadra galega. Podemos considerar a Polo como o primeiro gran xogador da Costa da Morte; era un interior esquerdo con moito olfato goleador que militou no Fortuna e, logo de fusionarse este co Vigo Sp., no Real Club Celta. Con eles gañou cinco veces o Campionato de Galicia, e unha vez que se creou a Liga española (1928) xogou varios anos na Primeira División, chegando a ser internacional con España en tres ocasións».

Es cierto, Ramón Polo Pardo nació en Corcubión el 13 de abril de 1901, pero, por la profesión de su padre, funcionario de Aduanas, pronto se trasladó con su familia a la localidad pontevedresa de A Guarda y fue allí donde el joven dio las primeras patadas a un balón, precisamente en el Seminario de Campolongo, institución en la que estudió durante siete años la carrera para el sacerdocio.

Más tarde, cuando su padre fue destinado a Vigo, Polo jugó en el equipo infantil del Real Fortuna, pasando después al Deportivo Guardés, posteriormente al Español y finalmente al Suevia, fichando en la temporada 1922-23 por el Fútbol Club Barcelona, equipo que le ofreció 25.000 pesetas por su incorporación, aunque al final no llegó a consumarse el fichaje. Su madre creyó que su hijo era demasiado joven para trasladarse a la ciudad Condal.

En el año 1923, el Real Fortuna se fusionó con el Celta de Vigo y desde entonces y hasta el año 1935 Moncho Polo fue jugador del equipo celeste, defendiendo los colores del equipo de la ciudad olívica jugando de delantero interior izquierdo. Actualmente aún figura como máximo goleador del club: 159 goles en 259 partidos oficiales. Disputó 12 temporadas y consiguió cuatro campeonatos gallegos consecutivos.

Jugó con fractura

Durante un partido del campeonato regional de 1930, que jugó el Real Club Celta contra el Deportivo de La Coruña, Ramón Polo se fracturó el peroné, aunque siguió jugando a pesar del hueso roto, marcando un gol de penalti que consolidó el abultado triunfo del Celta por 4-1.

Durante estos años de esplendor deportivo, Ramón Polo jugó como internacional vistiendo la camiseta de la selección española, participando en tres partidos: debutó en Budapest el 4 de octubre de 1925 contra la selección de Hungría, venciendo la española. Jugó también en 1927 y 1933 en dos encuentros contra Portugal que fueron ganados por la selección hispana.

De igual forma, Ramón Polo fue el primer jugador europeo que le marcó un gol al portero argentino Tesoriere, en el año 1928, lo que le hizo valedor, en aquel entonces, del título del mejor jugador europeo que había pisado tierras americanas.

Con el inicio de la guerra civil, Ramón Polo fue llamado a filas como numerosos jóvenes y menos jóvenes de la época, en este caso incorporado al ejército de los sublevados franquistas, ascendiendo con el tiempo a teniente provisional y posteriormente, cuando se encontraba destinado en la ciudad de Lugo, a capitán, prestando servicio en el Regimiento de Zapadores número 8, en el cuartel de Garabolos, hasta que llegó su retiro en el año 1958.