El Cee confía en salvar la categoría, pese a estar en apuros

Va cuarto por la cola en la clasificación, a un punto del descenso directo


Carballo / La Voz

Esta es la segunda temporada del Cee con el mismo presidente, Adrián Leira, e igual entrenador, Ángel Insua, Roski. En la primera, terminaron la Liga da Costa cuartos, posición que defienden en la actualidad, pese al objetivo de la campaña ser salvar la categoría sin pasar apuros. Pero todo tiene una explicación.

Cuenta el míster, que tienen una plantilla «moi curta». Empezaron siendo una veintena de jugadores pero, en la actualidad, son 14, si no se tiene en cuenta a los porteros Parroto y Anxo, que tienen ficha, pero solo por si Maikel no puede asistir a algún partido. Ambos tienen trabajos difíciles de compaginar con el fútbol. Con el paso de las jornadas, hasta cuatro jugadores se lesionaron de larga duración, de los que tres todavía continúan apartados del césped. Además, uno de los fichajes, Samuel Filgueiras, que llevaba un tiempo sin jugar, abandonó a mitad de temporada.

Pero hay más, explica el técnico. De los pocos que son, ni la mitad, casi, puede acudir a los entrenamientos bien por estudios, bien por motivos laborales. Esto, unido a que el campo de San Paio de Refoxos tiene unas grandes dimensiones que requieren de una buena preparación física, hace que los resultados no acompañen.

Menos mal, dice Roski, que esta campaña cuentan con equipo juvenil y pueden ir tirando con varios jugadores que compaginan ambas labores. No obstante, al jugar el sábado, no rinden todo lo suficiente el domingo.

Pese a todo, el conjunto ceense espera sacar la temporada adelante: «Levamos cinco derrotas consecutivas [la peor racha], pero con partidos moi competidos nos que xeramos numerosas ocasións de gol, e nos que perdemos pola mínima e contra rivais importantes», comentó Roski. Dice la verdad.

Con respecto a la pasada temporada, hubo cuatro bajas y cinco fichajes.

Compromiso y ganas para recuperar el Cee legendario

Adrián Leira López (Cee, 1991) asumió el cargo en agosto del 2017, cuando el club blanquiazul estaba dado de baja en la federación. Durante esa primera campaña, lo teledirigió desde Madrid, donde tenía una empresa de ojeadores. Está muy implicado, con una directiva muy joven.

Más trayectoria en el césped que en el banquillo

Ángel Insua Rial, Roski (A Ponte do Porto-Camariñas, 1977) empezó siendo un año jugador-entrenador en el Porteño, para luego sentarse en el banquillo durante los dos siguientes. Después estuvo en el Camariñas y, desde la temporada 2017-2018, en el Cee.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Cee confía en salvar la categoría, pese a estar en apuros