El futuro industrial de la Costa da Morte pasa por ampliar 4 polígonos

Tella, Bértoa, A Laracha y O Acevedo tienen proyectadas nuevas fases, aunque sin fecha


Carballo / La Voz

El denominado Eixo Atlántico se ha convertido en una referencia para las empresas asentadas en la Costa da Morte. El que más y el que menos se quiere sumar a esa línea imaginaria trazada por la Cámara de Comercio, entre otras entidades económicas, desde A Coruña, pasando por punta Langosteira, Sabón, Morás y A Laracha, hasta Bértoa, y que el alcalde de Ponteceso, Lois García Carballido, quiere ampliar hasta Tella. Para que todo eso sea una realidad se hace necesaria la ampliación urgente de cuatro polígonos industriales de Bergantiños, toda vez que O Acevedo, en Cerceda, también se encuentra estratégicamente situado entre Lavacolla y Alvedro.

En el área industrial de Bértoa empiezan a pedir a gritos una nueva ampliación, al igual que la circunvalación con la salida sur en dirección a Santiago. La tercera fase es prioritaria a medio plazo, ya que solo quedan 22 parcelas a la venta. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo anunció ante un grupo de empresarios que habrá ampliación, pero advirtió de que los trámites llevan su tiempo. También la requieren en A Laracha, donde Inditex ha supuesto una revolución impensable cuando se diseñó el polígono. Hay 14 empresas (y un vivero), pero ocupan el 70 % y hay que ir pensando en seguir adelante, sobre todo, por el juego que ofrecerá, junto con Bértoa y Morás, el puerto exterior.

En Ponteceso no quieren perder este tren del progreso y el alcalde insiste por activa y por pasiva que es necesaria la ampliación. El 12 de diciembre del pasado año hubo un acuerdo entre Lois García Carballido y los responsables del Sepes para hacer la segunda fase. Incluso se concretaron cifras: 5,2 millones para habilitar 21 nuevas hectáreas de terreno. El Concello se comprometió a poner de su bolsillo entre 800.000 y 1.000.000 de euros para la compra de parcelas y cederlas posteriormente de forma gratuita a la entidad promotora para abaratar el precio final del suelo.

Pero claro, el nombramiento de la junta directiva del Sepes depende de que haya un nuevo Gobierno en Madrid. Y de eso ha transcurrido casi un año. Carballido siempre sostuvo que una vez que se forme Gobierno, -esperando que sea Pedro Sánchez el presidente- para que la primera firma de la nueva directiva del Sepes sea aprobar el convenio de ampliación de Tella.

Coristanco

En Coristanco siguen esperando por el ansiado polígono de A Miñata. Fue una de las primeras propuestas tras el desastre del Prestige y será, si se lleva a cabo, una de las últimas. El alcalde, Juan García Pose, lo tiene claro: Coristanco tiene que tener un área industrial propia, sobre todo, tras las mejoras en las comunicaciones con la ampliación de la autovía de la Costa da Morte. Para el regidor, el Eixo Atlántico es una oportunidad de oro para sumarse a esa línea A Coruña-punta Langosteira-Sabón-Morás- A Laracha- Bértoa-A Miñata. Pero claro hay que invertir 6,4 millones de euros en un área por fases para hacerlo más rentable. El precio final del metro cuadrado rondaría los 64 euros, «pero con plan de bonificacións de Xestur de ata o 50 % o prezo roldaría os 32 euros». En lo que concierne al Concello, este ya ultima un plan de viabilidad, requerido por la Xunta. A partir de entonces, la pelota estará en el tejado de Núñez Feijoo.

El Concello inicia los trámites para dotar a O Acevedo de 428.000 metros cuadrados más

El polígono de O Acevedo es junto, con el lugar de Morzós, donde se ubica Sogama, la joya de la corona del tejido productivo de Cerceda. El área industrial de O Acevedo fue inaugurado en 1999 y por aquel entonces se implantaron nueve empresas. Poco a poco su expansión fue una realidad, hasta tal punto, que se han llevado a cabo tres ampliaciones en los últimos veinte años, la última hace apenas ocho.

La diversificación de la actividad ha sido patente con la presencia de empresas de nueve sectores diferentes, que conviven y, sobre todo, generan empleo y riqueza. En un millón de metros cuadrados hay firmas de la construcción, energía, obras y construcciones, reciclado, servicios profesionales, transporte y logística... Que suman más de 1.500 puestos de trabajo directos. Solo Malasa aporta 750 trabajadores, según los cálculos municipales.

En O Acevedo ya no queda ni un solo metro cuadrado a la venta, según confirmó el alcalde, José García Liñares, aunque sí parcelas sin construir, pero la realidad es que el Concello ya proyecta una cuarta ampliación.

Terrenos recalificados

Serán otros 428.000 metros cuadrados, ya recalificados, y solo queda la compra de los terrenos y proceder a la urbanización, algo que se prevé que arranque antes de 2021, según los cálculos facilitados por el regidor. Este aumento de superficie irá en las inmediaciones del vial que enlaza el polígono (margen izquierdo) con el lugar de Cobeláns.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El futuro industrial de la Costa da Morte pasa por ampliar 4 polígonos