Las ramificaciones elevan a 200 los positivos en la comarca desde marzo

Desde que llegó la nueva realidad son 15 los últimos afectados detectados en la zona


Carballo / la voz

La dispersión poblacional y el envejecimiento paulatino, con un 25% de los residentes mayores de 65 años, convierten a la Costa da Morte, según los expertos en medicina, en una comarca ideal para evitar la propagación del coronavirus, si se compara con otras áreas de similar tamaño y volumen de población. Pero eso no quiere decir que no haya casos, más bien al contrario. Las ramificaciones de los brotes detectados en Meicende y Vimianzo elevan a 200 los afectados por el covid-19 desde que se decretó la pandemia, en marzo.

La denominada primera fase, desde finales de febrero hasta el 21 de junio, fecha en la que el Gobierno decretó el fin del estado de alarma, se saldó con 185 afectados por covid-19, de ellos, 22 fallecidos. Son datos oficiosos, que no oficiales, toda vez que las autoridades sanitarias no facilitan este tipo de información.

La llegada de la desescalada trajo consigo los primeros brotes en Galicia, el más importante en A Mariña. Parecía que la Costa da Morte, precisamente por esa barrera que supone el envejecimiento y dispersión poblacionales, podría regatear al virus. Pero no.

Todo arrancó a finales del mes de julio cuando en un gimnasio de Meicende, en el término municipal de Arteixo, se detectó un brote, que tuvo sus secuelas en la comarca de Bergantiños, que acumula hasta la fecha, al menos, siete positivos, todos ellos cumpliendo cuarentena en sus domicilios y siguiendo los protocolos fijados por Sanidade. Del total, 4 residen en A Laracha, lo que motivó el cierre voluntario de dos establecimientos y la desinfección completa de un tercero. También hay tres positivos en Carballo, pertenecientes a una misma familia, residentes en el casco urbano.

Segundo brote

Y este jueves se produjo el segundo brote. Fue en Vimianzo, aunque el denominado primer paciente reside en Santa Comba y pertenece al área sanitaria de Santiago. Hasta la fecha son 8 los casos confirmados, siete de ellos en la empresa de Baíñas Productos Cárnicos Domínguez.

Los brotes de Meicende y Vimianzo se estabilizan por segunda jornada

Los brotes por covid-19 detectados en Meicende y en Vimianzo se han estabilizado por segunda jornada consecutiva. Eso es lo que confirmaron ayer desde el área sanitaria de A Coruña e Cee. En el caso localizado en el gimnasio arteixán se mantienen los 58 positivos confirmados, al menos, siete de ellos, con ramificaciones en A Laracha y Carballo. Desde Sanidade confirmaron que en la jornada del sábado se realizaron 520 pruebas PCR.

Con respecto al brote de Vimianzo, Sanidade mantiene el plan de rastreo en busca de posibles positivos. Son ocho las personas afectadas y todas ellas se encuentran aisladas y en seguimiento domiciliario. Y ante la probabilidad de nuevos contagios, los rastreadores de la Xunta han ampliado el círculo de contactos con el objetivo de limitar el riesgo de nuevas infecciones «e tomando as medidas preventivas indicadas nos protocolos aplicables nesta situación», según señalaron desde el área sanitaria de A Coruña e Cee.

Por otra parte, Vicente Domínguez, gerente de Productos Cárnicos Domínguez, indicó ayer que la situación se había estabilizado en la empresa: «Mantéñense os sete positivos e cremos que non irán a máis». De hecho, ultima la puesta en marcha de un plan para controlar a la totalidad de los trabajadores que, hasta la fecha, han dado negativo en los test, que podría quedar perfilado a lo largo de la jornada de hoy.

Fuera de la empresa

Fuentes conocedoras del caso volvieron a insistir en que con los datos actuales, el foco del brote de Vimianzo se originó fuera de la fábrica de productos cárnicos e insisten en que el origen podría estar en una cena de amigos, y que de ahí se introdujo en la fábrica a través de un trabajador. De hecho, el primer positivo detectado en la empresa quedó acreditado a primera hora de la mañana de este martes. Productos Cárnicos Domínguez realizó 24 test entre la plantilla no detectándose ningún positivo, según el autónomo.

Pero el jueves todo se precipitó al confirmarse por parte de Sanidade dos casos, que obligó a Vicente Domínguez a echar el cierre de forma inmediata. Si todo marcha según lo previsto, el empresario prevé regresar a la actividad en un plazo aproximado de dos semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las ramificaciones elevan a 200 los positivos en la comarca desde marzo