Opciones perdidas


La conexión de Internet en el polígono de Bértoa es lamentable. Es como si para levantar un edificio de veinte plantas se amasara el hormigón a mano y luego lo subieran en cubos a cuerda con una roldana tirada por varios obreros. Son 240 empresas que dan empleo a centenares y centenares de trabajadores y una facturación que supera los 1.000 millones de euros. Mantener esta situación así es un lastre para los empresarios, para Carballo, para la Costa da Morte y para toda Galicia. Una dejadez inadmisible en los tiempos actuales. Es como tirar oportunidades al Anllóns.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Opciones perdidas