Un devoto sufraga la desinfección del simbólico santuario de A Barca

Sysdegal ejecutó los trabajos en el templo, que abre este domingo, 17


carballo / la voz

Muchos devotos de la Virxe da Barca aguardan poder acudir de nuevo al santuario muxián, y en principio esto podrá ser a partir de este domingo, 17, con el oficio de las 12.00. Podrán hacerlo respetando el aforo limitado a un tercio y además con las máximas garantías de higiene, en tanto que el templo ha sido desinfectado por Sysdegal Sanidade Ambiental, empresa con base en Cee y con 18 años de experiencia en el ramo, además de en la desratización y erradicación de insectos. Su responsable es el muxián Jesús Barrientos Varela, que ayer por la mañana ejecutó las labores junto con otro compañero, como le es exigido por seguridad al trabajar con productos delicados. Explica que estas tareas han sido sufragadas por un devoto anónimo y reconoce que para él mismo, como nativo de la localidad, este templo es especial.

Actuaron en todas las dependencias del santuario, desde la sacristía a la nave central, la tribuna o el altar, mediante el sistema de nebulización, una gota muy fina que no daña ninguna superficie y que cubre todo el espacio interior. Esta semana y la anterior intervinieron asimismo en otras iglesias de Cee, Muxía o Camariñas. Lo hacen con un producto autorizado para el covid-19, que ya tenían. «O coronavirus pillounos de sorpresa, como a todos, pero non no tema do produto, que xa tiñamos, e o equipamento tamén», explica. Ello les permitió dar una rápida respuesta a las peticiones.

De ser un proceso puntual a ser el puntal del negocio

«Nativo de Muxía», como Jesús Barrientos reivindica, dice que aunque han actuado en otros templos de la comarca, y pronto lo harán en más, el de A Barca (imagen superior, una de las dependencias) ha sido especial. Los trabajos para la Administración Pública se están llevando ahora el grueso de las intervenciones de la empresa, con cuatro operarios. Así, están actuando en consistorios, centros de salud, centros educativos o polideportivos. Ahora, empezarán también a hacerlo en viviendas turísticas, que se preparan así para la demanda del verano. «Antes faciamos algunha desinfección en colexios ou centros de terceira idade, pero era algo puntual. Agora [con el covid-19] son o 90 % dos nosos traballos», detalla Barrientos. Hasta ahora, su nicho de mercado estaba, básicamente, en negocios hosteleros y hoteles, pero su actividad quedó parada por el virus, con un cierre forzoso. En alguno han vuelto a intervenir ya, como en A Coruña y en Santiago, pero el grueso todavía espera para abrir.

«A experiencia é un valor engadido», destaca él, aludiendo a que para estos procesos es necesaria una formación exhaustiva y, por supuesto, como es el caso de Sysdegal, también estar dados de alta en el correspondiente registro oficial. Muchos tantean las oportunidades que ha planteado el covid-19, como las máquinas de ozono: «Nós temos unha dende hai tempo e nunca se empregou para unha desinfección, só para quitar olores de casas e coches».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un devoto sufraga la desinfección del simbólico santuario de A Barca