«Se todo é culpa do PXOM, sobramos»

La carrera electoral, el debate | El urbanismo, el turismo y el mantenimiento centran el debate fisterrán en RadioVoz Bergantiños

j. v. l.
Carballo / La Voz

«Se todo é culpa do PXOM, sobramos. Excusamos políticos», afirmaba ayer Xan García en el debate preelectoral de los candidatos de Fisterra en Radio Voz, después de que este asunto saliese varias veces a la palestra, por diferentes motivos. Tanto el alcalde, José Marcote, como su socio de gobierno Xan Carlos Sar, ejemplificaron una serie de cuestiones que están afectadas por el plan, como la Anchoa, el futuro centro de salud o el plan del casco histórico, pero también defendieron que ellos sacaron el plan del cajón y Marcote recalcó que si la Xunta cumple con lo que ha dicho en julio estará aprobado y se podrán sacar adelante muchas iniciativas.

En ese mismo campo, los representantes de la oposición criticaron la peatonalización de la calle Real, porque que fue «unha ocurriencia», según Traba y, según García, consistió en «poñer unha cancela coma se estivésemos no monte», sin buscar alternativas. Marcote les replicó que hacía mucho tiempo que no pasaban por esa zona y Sar, que «catro señoras pasen tranquilas co paraugas aberto» ya se da por satisfecho, porque para él es evidente la mejoría para uso vecinal que ha tenido el entorno.

El mantenimiento de los bienes públicos, particularmente del campo de fútbol, el pabellón y las vías locales, también fue otro de los caballos de batalla de las críticas opositoras, además del turismo, donde Marcote, como concejal del área, reivindicó el trabajo realizado con el Consello Consultivo y el plan estratégico, pero tanto Traba como García, le reprocharon que no se ejerciese ese papel de liderazgo comarcal que le corresponde a Fisterra. Sar, por su parte, incidió en que deben ser el «emblema de verdade da Costa da Morte» y puso en valor su dedicación «24 horas».

La dicotomía entre los proyectos y la capacidad para aplicarlos en tiempo

La tónica general del debate, de guante blanco, fue un intercambio dialéctico entre proyectos, su aplicación práctica y, sobre todo, los tiempos. Si los miembros del gobierno destacan «un proxecto dun pobo non se pode facer en catro anos», como dijo el alcalde, los opositores les reprochaban que, en realidad, no han conseguido cambio sustancial alguno, más bien al revés. «Fisterra está peor que hai catro anos e non o penso só eu, pénsao moita xente», aseguró Traba, quien ASEVERÓ que «hai que facer cousas sensatas» y planificar, no tirar de ocurrencias. En cambio, Marcote y Sar, aún reconociendo con los tiempos de la burocracia no son los que a ellos les gustarían en muchos frentes, destacaron el avance del PXOM, la financiación para el mercado cultural, la iniciativa lograda de la Fegamp para los espacios portuarios o el plan para el faro a punto de presentar, además del trabajo diario, siempre al lado de los vecinos.

Pinceladas del debate

Cultura y deportes

Xan García, Converxencia Galega: «Non temos Casa da Cultura», incide Xan García, para quien en Fisterra sobra talento natural: «Daslle unha patada a unha pedra e sae un artista», pero falta un espacio, por ejemplo para congresos, y «as infraestruturas deportivas caen a cachos».

Xan Carlos Sar, BNG: A su juicio, «Fisterra ten unha axenda cultural ben distinta á que viña tendo». Incide en el mercado cultural, que «ten o financiamento e está aprobado» y en que hay que arreglar el campo de fútbol y el pabellón, pero también aprovechar las rutas BTT, kayak, natación en aguas abiertas...

José Marcote, PSOE: «O mellor regalo que lle podemos dar ás miles de persoas que nos visitan cada ano é cultura, cultura propia, pero tamén cultura internacional», opina el líder del PSOE, para quien hay que apostar por esto y por el «contacto directo cos veciños». También pone en valor el mercado cultural conseguido.

José Manuel Traba, PP: «Nunca a cultura en Fisterra tivo tanto presuposto, chegou a tan pouca xente e foi tan sectaria», opina Traba, para quien las instalaciones deportivas están «en total abandono por falta de mantemento» y no se llevó a cabo una sola acción para tratar de recuperar el sello de patrimonio europeo.

Economía y empleo

Xan García, Converxencia Galega: Reconoce que «o Concello ten limitada a creación de emprego». Decir lo contrario, «sería demagoxia», pero «si pode crear as condicións para que as empresas xeren emprego». Pone como ejemplo un plan de empleo juvenil, un aula de hostelería, la apertura del faro o la dinamización comercial.

Xan Carlos Sar, BNG: Incide en que durante este mandato «as cousas melloraron» porque antes «nin tan sequera se recadaban as taxas do mercado» y en los últimos cuatro años nacieron «25 novas empresas relacionadas coa hostalaría».

José Marcote, PSOE: Considera que los pilares de Fisterra son «a pesca artesanal e sostible», por lo que supone en sí misma y porque alimenta «de produto de primeirísima calidade a hostalaría» y el turismo, del que crearon el Consello Consultivo, demandando por el sector, y lo más importante, «un plan estratéxico».

José Manuel Traba, PP: Destaca que en los cuatro años anteriores se crearon 61 y que, en cualquier caso, eso no es mérito del gobierno. Asegura que, como en la costa francesa, Fisterra está en un tránsito de la pesca al turismo y el retroceso es evidente. «Quedamos por detrás cando eramos a punta de lanza do turismo», dice.

Obras e infraestructuras

Xan García, Converxencia Galega: «Sete grandes obras» es la propuesta de García: las carreteras de las aldeas, la recta de la Anchoa, la carretera del faro, darle una salida al pueblo desde el Varadero a la Cruz de Baixar, el cementerio de Portela, el puerto deportivo y el saneamiento.

Xan Carlos Sar, BNG: Sar dice que este gobierno tuvo la valentía de sacar el PXOM que hizo el PP y que «non lle valía». Actuaron con el tráfico y los incendios del faro y, además de apretar a Portos para que cumpla en la fachada marítima, propone «poñer en valor as ben conservadas rúas interiores de Sardiñeiro».

José Marcote, PSOE: El «equilibrio entre o rural e o urbano» es la clave para Marcote que prefiere «facer pouco e ben que moito e mal». Habla de completar el saneamiento con «minidepuradoras de última xeración», de un plan de humanización para la Anchoa y de los 250.000 euros comprometidos para el carril bici del faro.

José Manuel Traba, PP: «Grazas polo da conservación de Sardiñeiro porque non arranxaron nin un metro cadrado», ironiza Traba, quien añade que dejaron un proyecto para la Recta da Anchoa «do que nunca máis se soubo» y que el PXOM «non ten nada que ver co que estabamos desenvolvendo».

Servicios sociales

Xan García, Converxencia Galega: «Non hai política de servizos sociais en Fisterra», considera García, para quien se reduce a «meras cuestión administrativas» y pide «un asesoramento e coidado permanente», además de un centro de día, o como quiera llamarse.

Xan Carlos Sar, BNG: El centro médico es la prioridad para Sar, quien también proyecta un «bono de mobilidade» para facilitarle los desplazamientos a quien lo necesite y critica que la Xunta no se preocupe por «dotar de persoal para atender a todos os problemas que temos na zona».

José Marcote, PSOE: Para Marcote hablar mal de los servicios sociales de Fisterra es «faltarlle ao respecto ás mulleres que traballan niso» y que, a su juicio, hacen una fantástica labor. El Concello, ante la insuficiente financiación de la Xunta, les puso medios como camas articuladas y mejoró sus condiciones laborales, que «eran máis ben malas».

José Manuel Traba, PP: «Se todo é cousa da Xunta non facemos falta políticos», replica Traba, quien asegura que, después de ver los planos del PXOM, aún no sabe donde va a ir ubicado el centro de salud y recuerda que ellos sí hicieron planes de formación juveniles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Se todo é culpa do PXOM, sobramos»