«Poder utilizar los encajes es como seguir siendo gallego»

Ecovoz | El diseñador Esteban Freiría alaba la buena organización de la Mostra do Encaixe, donde participará de nuevo

Colección de Esteban Freiría en la XXVII edición de la Mostra
Colección de Esteban Freiría en la XXVII edición de la Mostra

CARBALLO / LA VOZ

El diseñador gallego afincado en Marbella, Esteban Freiría, va a participar, por sexto año, en la Mostra do Encaixe de Camariñas con una colección en la que todas las prendas son reutilizadas.

-Moda y reciclaje o reutilización. ¿Pueden ir de la mano?

-Totalmente, y en estos momentos hasta grandes de la moda asegura que reutilizan, para sus colecciones de alta costura, prendas de otras temporadas.

-Va a participar en la Mostra do Encaixe de Camariñas. Allí, precisamente, presentará una colección que tiene mucho que decir de todo esto.

-Este año la colección se llamará Sarapallo, que es una palabra muy típica de Galicia. Este proyecto empezó a raíz de un saco de patatas usado. En una finca lo cogí y le dije a mi madre: «De esto voy a hacer un vestido». Ella me respondió: «Es un saparallo». Y de ahí surgió la colección, hecha íntegramente con materiales reciclados: todas las telas e incluso los complementos, todo son segundas vidas.

-¿Incluso las joyas?

- Las joyas me las hace Ana Freiría, que es mi sobrina y es joyera. Le comenté el proyecto y le expliqué que necesitaba unas coronas. Va a hacerlas de cobre reutilizado, del de los tubos de cuando se pone el gas y estas cosas. Lo funde y a raíz de ahí hace un cable o un alambre. Desde ese punto empezamos a trabajarlo.

-¿De dónde saca las prendas?

-Pues de los amigos, y también de muchas tiendas de ropa de segunda mano. Se trata de ir los domingos ir de mercadillo en mercadillo, a ver qué encuentras, a ver qué te gusta y a ver qué puedes hacer.

-Ademas de los beneficios ambientales, esto le da también un toque diferente a nivel estético.

-Claro, además tocar un tejido antiguo o viejo y tocar uno reciente es totalmente diferente. Estoy haciendo también otra colección, que no sale en Camariñas, con unas telas de los 70 que trabajarlas es un gusto, se nota muchísimo. Luego, cuando las desmontas y ves como están cosidas por dentro, a parte de que aprendes muchísimas historias, te das cuenta de que hoy día se utilizan muchos productos químicos que no deberían usarse.

-¿Puede una prenda nueva, si la caracterizamos, ser igual que una ya usada?

-No. Tienen alma, por así decirlo, y hay cosas que con un tejido nuevo no se pueden hacer.

-¿Está cada vez mejor visto emplear prendas reutilizadas en los desfiles?

-Sí, claro, ahora la moda vintage [algo que sea viejo después de diez años] es lo más. De todos modos a mí me gusta reciclar, pero que se vea bonito: no por reutilizar todo vale. Yo soy bastante perfeccionista. Me gusta que si empleamos algo viejo, aún así se vea nuevo y además tiene que estar bien hecho, porque no siempre te llega la tela. Si de un abrigo quieres sacar otro igual tienes que usar otras telas, al fin y al cabo, tienes que ver una prenda bonita, no hacer manualidades, sino hacer costura. Por ejemplo, las cazadoras militares que se llevan tanto ahora, las parcas, si tú te compras una parca de segunda mano la puedes bordar, puedes pintarla, puedes darle una segunda vida y además quedan súper chulas.

-¿Qué espera de la presentación de la colección y de su paso por Camariñas?

-Ya es el sexto año que voy y me encanta. Me encanta la organización y la utilización del encaje, porque yo aunque viva fuera soy muy gallego, muy de la tierra, y el encaje de Camariñas es una cosa que tú tienes desde pequeño como un lujo, entonces el poder utilizar las puntillas es como seguir siendo gallego, un punto de anclaje.

Luego al desfile va muchísima gente, muchos compañeros, gente súper buena de la que aprendes muchísimo, y también jóvenes diseñadores que es una cosa que a mí me encanta, porque son más transgresores.

Es un desfile fresco, para mí es como refrescarme, salir de donde estoy y ver cosas diferentes, y eso está muy bien. A parte, como decía, está súper bien organizado. Son muchos años de trabajo y por eso sigue, porque es un desfile muy serio. Yo he hecho pasarelas internacionales y no tienen nada que poner o quitar, es decir, he alucinado la primera vez que fui de lo bien organizado que está.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Poder utilizar los encajes es como seguir siendo gallego»