Jugarse la vida a la ruleta rusa


Hay personas que no parecen dudar en someter su vida y la de los demás a la ruleta rusa. Las estadísticas son muy tozudas y el número de infracciones al volante que llegan a los juzgados va en aumento. Son acciones que ya suponen un peligro evidente sobre la calzada. Ni el riesgo a ser sometido a una condena judicial parece ser suficiente razón para que haya conductores que no duden en ponerse morados de alcohol, usar vehículos sin pasar la ITV, con lo que se convierten en un peligro; circular sin el seguro correspondiente o no prestar atención suficiente al manipular el móvil al tiempo que se atiende el volante. Conducir es un acto de gran responsabilidad. Un mínimo fallo o la más leve distracción pueden cobrarse una vida en segundos. Nada es suficiente para garantizar la seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
ITV
Comentarios

Jugarse la vida a la ruleta rusa