El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, presidió ayer en la iglesia de Sofán las exequias del sacerdote Guillermo Eirís Cabeza, natural de la parroquia carballesa, en la que falleció el domingo, a los 80 años, en su casa de O Tarambollo, víctima de una enfermedad. Al funeral, además de los familiares, asistieron una veintena de sacerdotes de la zona, además de centenares de vecinos y muchos de quienes fueron sus feligreses en la iglesia coruñesa de las Esclavas, donde ejerció su ministerio desde 1972 atendiendo a las parroquias de San Pío X y San Roque. Estuvo también dos etapas en Chile, la primera de once años, como misionero. foto josé manuel casal

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Entierro del sacerdote Guillermo Eirís Cabeza