La Xunta ejecuta una solución a medias a los daños de Moraime

Las obras para eliminar humedades durarán tres meses

La disposición de los panteones junto a la sacristía hacen casi imposible acabar con la humedad.
La disposición de los panteones junto a la sacristía hacen casi imposible acabar con la humedad.

Cee / La Voz

La Consellería de Cultura, no sin esperas porque pidió la licencia en septiembre del año pasado, ha puesto en marcha la primera fase de su plan para proteger y recuperar los frescos de la iglesia de San Xiao de Moraime, para muchos expertos el monumento románico más importante de la Costa da Morte.

Se trata de una actuación relativamente menor en lo económico (92.153 euros, de los que 64.000 son para obra efectiva) pero llamada a aliviar la presión destructiva que ejerce la humedad sobre esta joya del siglo XII y particularmente sobre las pinturas, que los estudiosos datan entre los siglos XVI y XVII.

Según explica Jesús Bello, el gerente de Decoraciones J. Bello, la empresa carballesa encargada de los trabajos, la intervención afecta a distintos puntos, sobre todo en el alzado derecho, la parte norte, cuyo estado tiene la clave, si no de todos los problemas, de la mayoría de ellos.

«Temos andamios en toda esa parte porque o que facemos é retirar o cemento que teñen as pedras e cambialo por morteiro ao cal. Tamén temos que por tellas no cumio que faltan e abrir unha pequena ventilación, precisamente contra estas humidades», explica el constructor, para quien una de las partes más importantes es el drenaje exterior, que están llevando a cabo mediante zanjas. Tiene por objetivo separar el terreno de las paredes exteriores que ahora, por las diferencias de nivel y los acopios dañinos realizados a la largo de la historia, funcionan como una esponja que filtra agua precisamente a la zona en la que se encuentra las pinturas.

A la obra le quedan aproximadamente dos meses y medio de plazo de ejecución aunque, como dice el empresario, que ya se ocupó de la restauración de San Clemente de O Pindo, «sempre van aparecendo cousas coas que non se contaba, hai que ir mirando como se fai». Por el momento, tienen realizada aproximadamente la mitad de la excavación necesaria, en la zona del muro norte, y están siempre a expensas de los dictados de Patrimonio, que tiene mucho que decir en este tipo de intervenciones y, además, en este caso es el organismo que financia los trabajos.

Unas intervenciones que no son, ni de lejos, todo lo que necesita Moraime para proteger y poner en valor su legado artístico. De hecho, la propia consellería cifraba en unos 200.000 euros la inversión necesaria para las actuaciones primordiales a las que, llegado el momento, habría que sumar la restauración de los frescos propiamente dicha. Una tarea esta última muy sensible si se tiene en cuenta la policromía ya perdida y la singularidad de las obras.

Con todo, son un esperado primer paso, que desde el Concello valoraron positivamente y que los expertos también agradecen, sobre todo después de las reiteradas reclamaciones, por ejemplo del Seminario de Estudos da Costa da Morte, o de que Hispania Nostra incluyese Moraime en su lista roja de bienes amenazados.

La verdadera cura para los frescos pasaría por tirar algunos nichos junto a la sacristía

Pese a que se trata de una solución controvertida, por lo que prefieren no proponerla abiertamente en público, algunos especialistas consultados consideran que lo que verdaderamente hay que hacer en Moraime es derribar parte de los panteones que, en un error histórico, se pegaron al muro del templo. Esta disposición, junto con el lugar en el que se sitúa la sacristía anexa, crea un pequeño espacio en forma de U, que se ha convertido en el pozo perfecto para acumular el agua que luego se filtra dentro de la iglesia. Rincón que, además, dificulta la ventilación y actúa como un foco de humedad permanente.

De ahí que estos constructores consideren las actuaciones que se llevan ahora a cambio u otras similares como una cuestión más cosmética que otra cosa que solo resuelve en parte el fondo del problema.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La Xunta ejecuta una solución a medias a los daños de Moraime