Fonteboa pondrá en marcha un programa de formación dual

Cristina Viu Gomila
Cristina Viu CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Los cuatro alumnos que hicieron prácticas en Irlanda recibieron sus diplomas.
Los cuatro alumnos que hicieron prácticas en Irlanda recibieron sus diplomas. ana garcía

El sistema, que se utiliza en Alemania, es similar a la alternancia educativa

16 jun 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Fonteboa celebró ayer la clausura del curso, pero el director del centro, Luis García, aprovechó su intervención para hablar sobre las novedades del próximo curso. La principal es la implantación de un programa de formación dual, un sistema que se utiliza en Alemania, y que incrementa el peso que las empresas tienen en la educación. De hecho, la asistencia académica y el acceso al trabajo tienen la misma importancia. En Galicia solo lo sigue un pequeño grupo de un instituto de Santiago.

En el caso de Fonteboa, el método es similar a la alternancia educativa, que el centro lleva desarrollando desde hace ya años. Ese es el motivo por el que la Consellería de Educación ha aprobado el programa MEDEA (Metodología Educativa Dual Empresa Aula), que será para estudiantes de ciclo formativo.

Sin embargo, el acto que se celebró en la pista polideportiva del centro estuvo especialmente dedicado a los estudiantes que han terminado sus estudios. En nombre de todos habló Martín Blanco Pereiro, de Vimianzo, que hará la carrera de ingeniero agrónomo en Lugo. Con otros tres compañeros ha realizado sus prácticas en Irlanda. Su formación fue patrocinada por Feiraco, cuyo presidente estuvo presente en el acto, al igual que el alcalde de Coristanco, que cerró la clausura. El premio fue para A Ponderosa, la asociación de mujeres de Tordoia que se dedica básicamente a la producción de grelos. De este colectivo, que nació con la ayuda de Fonteboa, Luis García destacó que había revitalizado la parroquia de Anxeriz, con la ayuda de las Administraciones, pero manteniendo su independencia. En la clausura también intervinieron el alcalde de Coristanco, Antonio Pensado, que recordó el proyecto que tienen el Concello y la escuela para la recuperación de A Rocheira y la intención de Fonteboa de ampliar sus instalaciones. El broche final lo puso el coro de la asociación de vecinos de la parroquia Couso, que interpretó el Himno Galego. Después se sirvió un aperitivo junto a la piscina.

Entre los asistentes a la clausura estaban familiares de los estudiantes y los principales agentes sociales de la zona. El próximo curso Fonteboa recibirá alumnos incluso de Ribadeo.