Un galopín con premio


Los juegos que salen de su factoría y los caballos que pueblan sus cuadras -ambas situadas en Cerceda- son los elementos entre los que habitualmente se mueve el empresario José Manuel Iglesias. Sin embargo, el viernes tuvo que despojarse por unas horas de ese aspecto de gran Papá Noel que lo caracteriza -tan apropiado, además, en alguien que se dedica a fabricar artículos para el disfrute de los niños- y vestirse de gala para desplazarse hasta Santiago, donde recibió el premio europeo de Medio Ambiente Sección Gallega y el galardón que le ha concedido la Consellería de Medio Ambiente como mejor pequeña o mediana empresa sostenible de la comunidad. Rodeado de políticos, empresarios, financieros y representantes sociales y sindicales, Iglesias escuchó palabras de elogio de boca del propio conselleiro, Manuel Vázquez, quien destacó «su marcado compromiso a prol do desenvolvemento sostible» y con quien compartió mesa, mantel y, a buen seguro, que algunos consejos sobre cómo seguir trabajando para mejorar el entorno.

Además, el empresario afincado en el polígono industrial cercedense de O Acevedo pudo conversar con el director de la Fundación Santiago Rey Fernández Latorre, José Francisco Sánchez, que se encargó de recoger los mismos galardones -pero en la categoría de comunicación- con los que ha sido reconocido el programa Voz Natura, puesto en marcha hace diez años por La Voz de Galicia para promover el desarrollo de proyectos ecológicos en los centros educativos. Tensión en la grada. Ahora que todos los comentaristas políticos se han metido a filólogos para interpretar en qué consiste la tensión de la que le habló el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Iñaki Gabilondo al término de su entrevista televisiva, habría que preguntarse si tiene algo que ver con la que se vivió ayer en la cancha del pabellón de la zona escolar. Allí, el siempre comedido alcalde carballés, Evencio Ferrero, dejó entrever algo de nerviosismo y no dudó en aparcar por momentos su pose institucional para entregarse como un aficionado más y animar al Calvo en su reñido choque con el Rasoeiro.

Ferrero, que estuvo en la grada acompañado por el director de la sección de balonmano de Xiria, Álex Cousillas, y José Antonio Rodríguez Fraga, no dudó en protestar alguna decisión dudosa de los colegiados. Finalmente, pudo disfrutar de la victoria y aún tuvo tiempo -del mismo modo que hacen Zapatero y Rajoy, con dos o más mítines por día- para acudir también hasta el campo de As Eiroas. Sin embargo, la alegría no fue completa puesto que el Bergantiños cayó derrotado ante el Boiro.

Y si unos optan por el deporte para relajarse, otros prefieren una cena entre amigos para desconectar y olvidarse por momentos de las responsabilidades diarias. Este es el caso del conocido empresario carballés Manuel Pereira, que el viernes se acercó hasta el restaurante O Xabarín para celebrar el cumpleaños de su esposa con ella y un par de amigos. Los cuatro compartieron algunos de los sabrosos platos del local, pero solo Pereira y señora se decidieron a posar para la fotografía que acompaña estas líneas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un galopín con premio