«The Blob», un fenómeno que va a más en el océano

Entre el 2013 y el 2016 los científicos detectaron una región en el Pacífico con aguas extremadamente cálidas

Imagen del fondo del océano
Imagen del fondo del océano

Hace unos años la comunidad científica detectó una zona de aguas extremadamente cálidas y persistentes en el Pacífico nororiental. «Como olas de calor marinas consideramos en términos generales a los fenómenos extremos con una temperatura del agua anormalmente alta y prolongada en un lugar específico, al menos durante un período de cinco días», asegura Markus Donat, investigador en el grupo de ciencias de la Tierra del Centro Nacional de Computación. La anomalía en el Pacífico se mantuvo activa tres años, desde el 2013 al 2016. Por ello, los científicos decidieron bautizar a esa región de agua caliente como «The Blob», cuya traducción sería «La Mancha Voraz». Así se titulaba una película de terror de los años ochenta.

Un artículo publicado esta semana en la revista Nature Climate Change demuestra que este tipo de fenómenos fueron un 34 por ciento más frecuentes y un 17 por ciento más largos entre el año 1987 y el 2016. «Este nuevo estudio ha vinculado la aparición de las olas de calor marino con los efectos perjudiciales sobre los ecosistemas. A medida que los océanos continúan calentándose y las olas de calor marino se vuelven más frecuentes y más fuertes, esto pone en riesgo los ecosistemas en los océanos, en particular los organismos que no pueden desplazarse a aguas más frías», explica Donat,  autor del trabajo. En este sentido, uno de los seres vivos que más daños sufre cuando la temperatura del agua aumenta demasiado es el coral.

La investigación ha descubierto además que este tipo olas de calor marinas tienden a ser más frecuentes coincidiendo con El Niño, el evento oceánico que se desarrolla cuando los vientos alisios se debilitan en el Pacífico ecuatorial y se produce un calentamiento de las aguas frente a las costas de Chile y Perú. Los científicos aseguran que El Niño, capaz de alterar el sistema climático mundial, se está intensificando en el contexto del cambio climático. En el año 2016, durante el último evento de El Niño, uno de los más fuertes de la historia, no solo se registró el año más cálido desde que existen resgistros sino que además hubo una muerte masiva de coral en el océano Índico.

Las olas de calor en el mar, como en tierra, podrían llegar a generar grandes éxodos de especies. Entre otros efectos, un agua más cálida afecta a la calidad del alimento. Muchos animales se nutren de especies pequeñas como el zooplancton y, según los autores del estudio, el plancton de agua fría presenta un mayor tamaño, con más densidad en calorías y más rico en grasas. Sin embargo, cuando el agua se calienta, puede llevar a una sobreabundancia de zooplancton subtropical, que alteraría la dieta de los peces. Galicia ya está siendo testigo de estas migraciones oceánicas.En las aguas gallegas se detectan cada vez con mayor frecuencia especies procedentes de zonas tropicales y otras, como la sardina, están desplazándose hacia el norte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

«The Blob», un fenómeno que va a más en el océano