Retiran más de 3.000 kilos de basura marina en Galicia y en la costa valenciana

El proyecto RepescaPlas, apoyado por la Fundación Biodiversidad, catalogó cerca de 8.000 objetos que han sido sometidos a un estudio ecotoxicológico


Más de 3.000 kilos de basuras marinas han sido recuperadas de las aguas de los puertos gallegos de Vigo y Marín y el valenciano de Gandía, gracias al proyecto RepescaPlas, que ha cumplido un año de actividad. La recogida ha permitido contabilizar cerca de 8.000 objetos de distintos tipos y tamaños que han sido sometidos a un estudio ecotoxicológico, según el cual sólo un tipo de red de pesca ha resultado ser contaminante.

El equipo de RepescaPlas profundizará ahora en el análisis de estos resultados para «observar si esa toxicidad es debida al material, a los aditivos o a otros elementos del medio marino» según un comunicado facilitado por el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS).

Al comenzar su segundo período de actividad en este mes de febrero, su investigadora principal, Sonia Albein, ha indicado que «se trata de materiales muy heterogéneos a consecuencia de una mala gestión» de las basuras en tierra, cuyo especial deterioro se debe «a las adversidades meteorológicas así como a las condiciones ambientales que presentan los mares».

Por ello, la trituración de los residuos «resulta más costosa» al comparar los residuos procedentes del mar con los del contenedor amarillo, dado que muestran una degradación elevada, como se demuestra en el hecho de que «los polímeros pierden parte de sus propiedades físico mecánicas de origen» en su exposición en el entorno natural.

Albein ha explicado que «no es óptimo» gestionar en conjunto los residuos terrestres y marinos, «ya que derivaría en una bajada de la eficiencia de separación y calidad del producto final».

Por esta razón, la segunda fase del proyecto contempla un pretratamiento en planta de selección de este tipo de residuos.

Esta iniciativa, apoyada por el Ministerio para la Transición Ecológica y la Fundación Biodiversidad, pretende encontrar una vía de valorización para estos residuos, ya que actualmente «resulta compleja» por la degradación que presentan tras su exposición al medio marino.

Los acuicultores comprobarán si el pescado de cría tiene microplásticos

e. abuín

Analizarán rodaballo en Galicia, y lubina y dorada en otras cuatro comunidades

La Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar) desarrollará un proyecto en colaboración con Ctaqua, el Centro Tecnológico de la Acuicultura de Andalucía, en el que analizarán la posible incidencia de los microplásticos en los peces de cría. El estudio planteado por la patronal acuícola fue uno de los seleccionados por la Fundación Biodiversidad en el marco de su convocatoria Pleamar, una iniciativa para fomentar e impulsar de la sostenibilidad tanto en la pesca extractiva como en la cría de peces.

A Apromar no le ha pasado desapercibida la creciente preocupación social por el plástico y semejantes. Imposible cuando el vocablo microplástico ha sido recientemente elegido palabra del año en España para la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), apuntan desde la patronal. Que este material ha entrado a formar parte de la cadena alimenticia es un hecho. Hay estudios que han constatado la presencia de partículas de polietileno, polipropileno o poliestireno en heces de humanos de todo el mundo. Y aunque no hay evidencias científicas de que este material pueda representar un riesgo para la salud humana, la cuestión, preocupa, y mucho, a los ciudadanos. Un estudio realizado por la FAO en el 2016 recopilaba datos de la presencia de microplásticos en unas 800 especies de moluscos, crustáceos y peces. Eso sin contar con que los hay en la miel, en la cerveza y en otros productos. ¿Y en el pescado de cría? Eso es lo que tratarán de dilucidar Apromar y Ctaqua: la presencia de partículas de ese material en las especies de crianza. Patronal y científicos quieren dar respuesta a la preocupación social y determinar «cómo es la potencial presencia de microplásticos en productos de la acuicultura», explican desde la asociación acuícola. En el proyecto, que tendrá un año de duración, además de medir el alcance de la contaminación por microplásticos y evaluar la presencia de estos residuos en la acuicultura, se identificarán una serie de medidas estratégicas para el sector en España.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Retiran más de 3.000 kilos de basura marina en Galicia y en la costa valenciana