Seis cofradías logran al fin articular una central de ventas

De la zona, participan los pósitos de Lira, O Pindo, Muros y O Son


ribeira / la voz

Arrancar un proyecto conjunto de las cofradías de pescadores es harto complicado. La historia lo demuestra. Por unas o por otras, cada entidad suele tirar para su lado y las iniciativas comunes acaban yéndose al traste, aunque se trate de simples cuestiones como compartir vigilancias. Por eso tiene mucho mérito lo que ha conseguido el Grupo de Acción Costeira 4 (GAC 4), que ha puesto de acuerdo a nada menos que seis pósitos para articular una central de ventas. Se trata de una antigua aspiración tanto de la bajura como del marisqueo en toda Galicia que, por fin, parece que va a materializarse. Se centrará en una especie: el pulpo.

Precisamente, fue el GAC 4 -órgano que gestiona fondos europeos para la zona costera- el que se encargó de elaborar el proyecto y, lo más importante, de costearlo. Luego, se lo expuso a los pósitos ubicados en el territorio que abarca este Grupo de Acción Costeira 4 y los que decidieron adherirse fueron los de Lira, Muros, O Pindo, Porto do Son, Corcubión y Fisterra. También lo ven con buenos ojos las cofradías de Noia y Portosín, pero de momento no se sumaron porque las capturas de pulpo en estas entidades es testimonial. Quizás sí lo hagan más adelante si, tal y como se prevé, la central funciona y acaba por utilizarse también para otras especies, como el berberecho o el pescado de los barcos de bajura.

Plazos y fórmula

Pero antes de aumentar el número de especies, lo que se pretende es arrancar cuanto antes vendiendo pulpo. De hecho, el GAC indica que sí o sí la iniciativa tiene que estar en marcha antes de finales del mes de octubre, sobre todo, porque se quiere aprovechar el tirón de la campaña navideña.

¿Cómo se va a hacer? La comercialización del cefalópodo se centralizará en Muros. Pero eso no significa que los compradores tengan que desplazarse a esa rula. Todo al contrario, lo que se pretende es que el pulpo no pase ya por lonja, que a través de una aplicación informática los compradores sepan qué cantidades están disponibles, en qué lugares, de qué barcos y, sobre todo, a qué precio.

Los clientes a los que se quiere captar son, sobre todo, las grandes superficies. De hecho, a una de ellas ya se le está vendiendo de forma experimental y los resultados, según lo manifestado desde el GAC 4, son positivos. De todas formas, cuando la iniciativa eche a andar, se le va a presentar a los posibles compradores para que conozcan de cerca el ambicioso proyecto.

Hoy, a las ocho de la tarde en el salón de plenos de Muros, se celebrará una reunión para que los pósitos y el GAC ultimen los detalles de esta iniciativa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Seis cofradías logran al fin articular una central de ventas