Marisco de Barbanza por todo el mundo

Una empresa radicada en Muros distribuye productos capturados en aguas de la comarca en países como Dubái, Canadá o Hong Kong


RIBEIRA / LA VOZ

Percebes de Aguiño, almejas de Ribeira, pulpo de Porto do Son, centollas de Muros o berberechos de Noia son algunos de los manjares que en estas fiestas de Navidad cruzarán las fronteras españolas para estar en mesas de todo el mundo. Estos productos del mar harán las delicias en los paladares de numerosas personas en unas celebraciones tan entrañables e, incluso, puede que proporcionen cierto consuelo a quienes por culpa de la pandemia no pueden desplazarse a su país de origen.

De que personas de los más diversos confines puedan saborear los manjares gallegos se encarga una empresa con sede en Muros, Fresco y del Mar, que este año extendió sus redes de comercialización a prácticamente todo el mundo.

El acuerdo alcanzado hace unos meses con una distribuidora a nivel internacional ha permitido a esta firma expandir sus productos por casi todo el mundo. Dubái, Austria, Hong Kong, Martinica, Guadalupe, Shangai, Canadá, Reino Unido, Suiza, Alemania, Luxemburgo y Holanda, son lugares a donde llegan las cajas con las excelencias de Barbanza y la Costa da Morte.

Emigrantes en Europa

Fuentes de la empresa muradana reconocieron que la mayoría de los pedidos para la práctica totalidad de países europeos están relacionados con la emigración, aunque también tienen otros clientes que conocen el producto gallego: «Saben da súa calidade, e por iso mércano con bastante frecuencia».

Las restricciones por el covid están jugando a favor de los dirigentes de Fresco y del Mar. En este sentido, apuntaron que están atendiendo numerosas consultas: «Moitos non poderán regresar a casa, pero non queren perder o costume de cear marisco do bo, como se estiveran na súa terra».

Los pedidos que están recibiendo, principalmente de Europa, corresponden a particulares. Sin embargo, desde la compañía explican que hay envíos para grupos, «que se xuntan para abaratar custes». En lo que se refiere a la demanda para otros continentes: «Case todos son para empresas de restauración, con pedidos bastante grandes».

Los mercados son muy diferentes, y los pedidos también. Los paquetes salen de las naves de Muros con todo tipo de pescados y mariscos. Eso sí, todo el producto es de proximidad, de las rías gallegas, especialmente de Barbanza y de la Costa da Morte. Los clientes españoles encargan mucho pescado, pero fuera de las fronteras de la Península el marisco es prácticamente lo único que se vende.

Las comunicaciones y el precio del transporte suelen ser los principales inconvenientes a la hora de enviar el material fuera de Europa. En este sentido, recalcaron que un paquete puede tardar entre 24 y 48 horas en llegar a destino, prácticamente como en España.

El pulpo cocido es el producto mas demandado, aunque le siguen muy de cerca mariscos de temporada como pueden ser en la actualidad la centolla, el camarón o la nécora. El berberecho o la almeja también cuentan con muchos adeptos.

Esta empresa muradana mitigará la morriña de muchos emigrantes que por los problemas de la pandemia tendrán que quedarse en sus lugares de trabajo, pero que podrán disfrutar de unos manjares «coma toda a vida».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marisco de Barbanza por todo el mundo