Un Campo das Cabras de 700.000 euros

El lugar, adecuado por los 30 alumnos de un taller de empleo para recuperar un área degradada, lleva años abandonado


carnota / la voz

Nació como un plan de recuperación de un espacio degradado y, paradójicamente, ha acabado de igual manera: totalmente arruinado y hasta suponiendo un peligro para quienes paseen por allí.

En apenas diez años, el Campo das Cabras, un área de ocio situada a escaso medio kilómetro de la iglesia de San Mamede, ha pasado de ser el orgullo de los vecinos de Carnota a convertirse en un lugar abandonado a su suerte y devorado por la maleza.

Ponerlo en marcha, sin embargo, no fue una tarea sencilla, ni mucho menos barata. De hecho, fue necesario que la comunidad de montes de San Mamede, propietaria del terreno, hiciese una cesión al concello y que este consiguiese de Traballo los 700.000 euros con los que se puso en marcha el taller de empleo.

En el obradoiro, bautizado con el mismo nombre que el área rehabilitada, se formaron una treintena de alumnos en los módulos de carpintería, albañilería y jardinería. Ellos fueron los artífices de la actuación desarrollada, ahora completamente deslucida.

Equipado al detalle

La obra buscaba la recuperación medioambiental y estética de una amplia área del monte de Parada, mediante la colocación de 16 pérgolas que forman una senda peatonal en la que no falta detalle: bancos, papeleras y hasta una pequeña fuente. Se habilitaron, incluso, una zona para el aparcamiento de bicicletas y un pequeño estanque. También se construyó una pasarela para cruzar un regato que discurre próximo a la carretera, y que unía el conjunto con varias mesas.

Poco más de un año conservó la obra su estado inicial, según apuntan los vecinos de la zona, pues pronto el vandalismo provocó que desapareciesen las primeras papeleras o que la fuente y parte de la barandilla de madera colocada junto a las pérgolas fuera arrancada de cuajo. Después, la falta de mantenimiento de la madera y de limpieza en la zona provocaron que la maleza se comiese buena parte del mobiliario.

En la actualidad, el conjunto está abandonado y solo un pequeño tramo que transcurre bajo el tendido eléctrico ha sido desbrozado recientemente, eso sí por parte de la empresa encargada del mantenimiento de las líneas de alta tensión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un Campo das Cabras de 700.000 euros