Los colegios perderán este curso siete unidades y trece profesores

De las seis escuelas cerradas este verano en Galicia, dos de ella son carnotanas


Ribeira / La Voz

Los peores temores que anticiparon los gestos de protesta y las pancartas durante el pasado curso en la escuela infantil pobrense Fernández Varela y en el colegio boirense Santa Baia acaban de materializarse en una orden de la Consellería de Educación. La merma del número de alumnos en la educación primaria se traducirá en la pérdida de 7 unidades -el equivalente a un máximo de 25 niños agrupados en un aula, sin contar repetidores- y de 13 profesores, en el conjunto de los centros de la zona.

Una vez más, el área de Muros y de Carnota vuelve a ser de las más castigadas por el descenso progresivo y generalizado de la natalidad. De las seis escuelas que cerrarán sus puertas este verano para siempre, dos de ellas son carnotanas, las de Portocubelo y O Viso. No obstante, en el boirense Santa Baia se dejarán una unidad de primaria y un docente, así como una plaza de Pedagoxía Terapéutica. El caso del mazaricano Pino de Val no se queda atrás con una unidad de primaria y tres maestros menos, el mismo desenlace que el del lousamiano Cernadas de Castro.

De la misma forma, en el colegio sonense Santa Irene dejarán de contar con una clase de primaria y dos profesores. Y sin dejar este municipio, en su homólogo de Xuño desaparece una unidad de infantil y su correspondiente docente. La dinámica en A Pobra tampoco es mejor. La bajada de alumnos ha salido muy cara tanto en el Fernández Varela, con una unidad de infantil y su tutor perdidos; como en el Salustiano Rey Eiras, que pierde un grupo en primaria y un maestro del mismo nivel.

A Pobra y Boiro

Lo sucedido en los dos centros de A Pobra ilustra un hecho que a veces se pasa por alto. En la escuela infantil se ha producido la reducción solo por dos matrículas y en el colegio ha sido por tres. «Este curso tenemos prácticamente los mismos niños, pero por la distribución del alumnado no nos da», explicaron desde el equipo directivo del Salustiano Rey Eiras, de una pequeña diferencia que puede aumentar considerablemente la cifra de alumnos por aula, dentro del máximo legal.

En el Santa Baia, donde se recogieron cerca de 1.700 firmas para evitar la pérdida de profesionales de Pedagoxía Terapéutica y Audición en Linguaxe, el grupo de progenitores que emprendió la protesta aguardará a tomar medidas hasta el inicio de curso. Primero quieren comprobar si Educación incumplirá, finalmente, el compromiso manifestado en una reunión con el jefe territorial, de mantener dos plazas de cada especialidad.

La EEI de Deán Grande en Ribeira es el único centro de primaria que crece de toda la zona

En medio de un escenario de pérdida progresiva de alumnado, sobre todo en el nivel de educación infantil, ha tenido lugar un curioso caso en Ribeira. La EEI de Deán Grande es el único centro de toda la zona que crecerá el próximo curso. Lo hará aumentando en una unidad y su correspondiente docente.

Lo cierto es que un dato que la comunidad educativa de este centro ya celebraba en el período de matriculación. Fuentes de la dirección apuntaban al esfuerzo y trabajo realizado en pasados años y al boca a boca entre progenitores como sus causas.

A rajatabla (Sálvora-Opinión)

No debería haber problema en seguir una ley a rajatabla, pero a veces parece que hay un doble rasero en la rigidez y prevalencia entre estas. La normativa en cuanto al número mínimo para conformar un grupo de alumnos o para asignar una plaza de profesor se cumple al milímetro, pero otros conceptos menos concretados como garantizar una enseñanza de calidad se difuminan en carencias de profesionales de educación especial o de un nulo acceso a Internet.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los colegios perderán este curso siete unidades y trece profesores