Prioridades


La pandemia puso patas arriba todo. Ya nada es igual, y no lo será en muchos años. El virus provocó un cambio en la sociedad, que rápidamente se ha amoldado a la nueva situación. Hay que hacer cola prácticamente para todo. Incluso para coger el pan. Ya ni se puede acudir al médico como antes. Los facultativos tienen las orejas coloradas de tanta consulta telefónica, y los pacientes, el miedo en el cuerpo.

Los datos son estremecedores. Decenas y decenas de enfermos de covid-19 en la comarca. Y subiendo. ¿Qué es lo que se está haciendo mal? Restricciones, cierres perimetrales y todo tipo de iniciativas para evitar nuevos contagios. Sin embargo, estos siguen al alza. Mirar los informativos o ver los medios de comunicación cada día es para echarse a llorar.

Los sanitarios están quejándose continuamente, pues dicen que cada vez hay más trabajo y menos medios. Y los políticos siguen a lo suyo.

La situación es preocupante. Curar a los enfermos es prioritario. Sin embargo, hay otras cuestiones que se están dejando de lado. Muchas consultas de especialistas se han aplazado y algunas llevan cerca de un año de retraso. Citas de cardiología previstas para el pasado mes de marzo siguen esperando a ser atendidas. Y como esas, más. Es un claro ejemplo de la situación actual de la sanidad.

Los contribuyentes no notamos interés de las autoridades por nuestra salud. Es importante dar prioridad a una pandemia que está causando estragos entre la población, pero también es necesario atender los casos que siguen siendo urgentes para los ciudadanos y que han quedado olvidados. Ya toca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Prioridades