Os Luns ó Sol festejó sus veinte años de vida desde las ventanas

Sonó la canción «20 de abril» de Celtas Cortos y no faltaron las camisetas conmemorativas


Lunes, 20 de abril del 2020, a las 20.00 horas. Esa era la fecha señalada para que la peña boirense Os Luns ó Sol pudiese celebrar por todo lo alto sus primeras dos décadas de vida, pero el coronavirus se cruzó por el camino y obligó a cambiar los planes iniciales. Sin embargo, este obstáculo no fue suficiente para aguar la fiesta, y decidieron festejar el aniversario saliendo a las ventanas y balcones con sus coloridas camisetas y poniendo a todo volumen su himno: la canción 20 de abril de Celtas Cortos, que también hicieron sonar las patrullas de la Policía Local.

«La historia de este grupo comenzó hace más de veinte años, porque muchos tenemos relación desde la infancia», recuerda Quin Riveiro, quien confiesa que no lo tuvieron difícil a la hora de escoger un nombre para la peña cuando decidieron fundarla oficialmente para acudir a las fiestas de Rianxo. Muchos de los integrantes tienen relación con la hostelería, «y como cuando nos podíamos juntar era siempre ese día, todo el mundo nos decía: ‘Aí están os do luns ó sol’».

Espíritu solidario

Riveiro reconoce que el lema del grupo es «endulzar la parte amarga de la vida desde la solidaridad», y por eso son numerosas las iniciativas que han puesto en marcha para ayudar a los más desfavorecidos, a la vez que han impulsado intercambios con otros concellos, como Elciego, Arzúa o Silleda.

El estado de alarma y el consiguiente confinamiento «ataca un poco el espíritu de las peñas, que es vivir cosas juntos». Sin embargo, desde Os Luns ó Sol son conscientes de que todo esto pasará, «y aunque ahora nos faltó salir de casa para celebrar el aniversario, ya lo festejaremos como se merece».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Os Luns ó Sol festejó sus veinte años de vida desde las ventanas