El cambio de la normativa reduce drásticamente la deuda de los concellos

La cuantía pendiente de pago a proveedores pasó de 8,6 a 2,1 millones de euros en apenas un ejercicio


Ribeira / La Voz

Desde hace unos años, como consecuencia de la crisis económica, el Ministerio de Hacienda vigila de cerca los movimientos económicos de los ayuntamientos obligándolos a rendir cuentas y a presentar, cada tres meses, un informe sobre el período medio de pago. En ese documento se incluye también el importe de facturas que están pendientes de abonar, y los últimos datos publicados por el Gobierno central -correspondientes al tercer trimestre del año pasado- evidencian un drástico descenso de la cuantía adeudada por los concellos barbanzanos a sus proveedores. El importe se ha reducido en 6,5 millones de euros en apenas un año, pasando de 8,6 a 2,1 millones, algo que explica el cambio de normativa.

El ayuntamiento de la comarca en el que el descenso de la deuda es más llamativo es Boiro, que ha pasado de tener pendientes de pago 1,8 millones a deber a sus proveedores apenas 78 euros. Ante esta drástica caída, los servicios técnicos municipales señalan que a finales del 2017 se aprobó un real decreto que modifica la metodología de cálculo del período medio de pago. Las Administraciones locales están obligadas a abonar sus facturas en el plazo de 30 días, que con el cambio de la normativa comienza a contar a partir del momento en el que se aprueba el pago del recibo, y no -como hasta el año pasado- a partir de los 30 días siguientes a su entrada en el registro del concello.

Cantidad menor

Esto supone que el importe de esas facturas no figura como adeudado hasta el momento en que se da luz verde al pago y, por tanto, la cuantía que aparece en la casilla de importes pendientes se ve reducida. Con todo, el alcalde boirense, Juan José Dieste, insistió en la correcta gestión económica que se está realizando y que se evidencia en la brutal caída de las facturas en espera: «Independentemente da fórmula que se utilice para o cálculo, que haxa tanta disparidade duns concellos a outros depende da xestión que se faga; a mellor xestión, menos cantidade vas ter acumulada».

En este sentido, los 78 euros de Boiro contrastan vivamente con los 786.000 de Ribeira o los 633.000 euros de Rianxo, mientras que destaca también la situación de Mazaricos, que tiene cero euros pendientes de abonar a sus proveedores. «Procuramos non gastar máis do que temos e iso facilita axilizar os pagos», explica el regidor, Juan José Blanco Riveiro, que sin embargo apunta a que el tiempo que tardan en satisfacer las facturas se ha incrementado ligeramente porque se ha incorporado un nuevo interventor que ha modificado la forma de trabajar: «Antes presentábase unha factura e pagábase case ao día seguinte, agora faise por lotes e tardamos máis».

Otra de las razones que apuntan los responsables municipales para explicar el descenso de las cuantías pendientes tiene que ver con el personal. La alcaldesa de Lousame, Teresa Villaverde, señala que las bajas en el área de Intervención provocaron que durante unos meses no se pagaran facturas, un retraso que se solventó al incorporarse el personal.

Importe de pagos pendientes

2017

Concello Cuantía

Boiro 1.842.801

Rianxo 1.497.303

Ribeira 1.366.766

Noia 1.254.904

Carnota 656.562

Lousame 496.751

A Pobra 419.976

Outes 353.626

Porto do Son 321.966

Muros 318.305

Mazaricos 122.177

2018

Concello Cuantía

Ribeira 786.511

Rianxo 633.102

Carnota 355.118

Porto do Son 170.008

Muros 122.269

Outes 61.988

A Pobra 15.202

Lousame 4.323

Noia 3.209

Boiro 78

Mazaricos 0

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cambio de la normativa reduce drásticamente la deuda de los concellos