La cifra de solicitantes de ayudas para el alquiler se triplicó en la comarca

La avalancha de peticiones retrasó la adjudicación, que está previsto resolver en enero


ribeira / la voz

A mediados del año pasado, la Xunta -en colaboración con el Ministerio de Fomento- ponía en marcha un ambicioso programa para ayudar a pagar el alquiler de viviendas a los jóvenes que quieran independizarse, así como a aquellas unidades familiares que dispongan de menos recursos. Las subvenciones alcanzarían el 40 e incluso el 50 % del coste total del arrendamiento, un jugoso incentivo que provocó que el número de solicitudes se desbordarse. De hecho, en la comarca barbanzana la cifra de vecinos que se han sumado a este programa se ha triplicado con respecto a convocatorias anteriores, y fueron cerca de 150 los que presentaron la consiguiente documentación.

A nivel de toda Galicia, el problema todavía ha sido mayor, puesto que el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) ha recibido cerca de 12.000 peticiones de inquilinos que aspiran a conseguir alguna de las 4.200 ayudas que está previsto adjudicar con un presupuesto de 14,8 millones de euros. Este volumen de peticiones ha provocado que la tramitación se haya demorado más de la cuenta, y si lo normal es que se resuelvan en un período de dos o tres meses desde que concluye el plazo de presentación -que fue el 31 de julio-, en este caso todavía no hay un dictamen.

De hecho, a finales del 2018 tenían que estar entregadas todas las subvenciones, que además tienen carácter retroactivo, ya que los beneficiarios recibirán la cuota correspondiente a todo el año 2018, a pesar de que la convocatoria se abrió en el mes de julio pasado. Según las últimas previsiones de la Xunta, la intención es que el proceso esté resuelto este mismo mes de enero, con lo que el dinero podría llegar a los beneficiarios en las próximas semanas.

Cerca de 56.232 euros

El último programa de subvenciones para pagar el alquiler que convocó la Administración autonómica data del 2015, y dichas ayudas se prorrogaron hasta el 2017, cuando fueron un total de 42 barbanzanos los que se beneficiaron de este plan, por el que recibieron un total de 56.232 euros. Ribeira se colocó a la cabeza de los municipios con más receptores, un total de 19, mientras que Mazaricos, Porto do Son y Carnota solo tuvieron uno, y Rianxo y Lousame ninguno.

A principios del año pasado no había ninguna subvención en vigor para ayudar a las familias con menor renta a costear el alquiler, motivo que llevó a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda a poner en marcha este nuevo programa en julio del 2018, anunciando que tendría una duración trianual.

En vista del gran volumen de solicitudes y del presupuesto con el que se cuenta, dos tercios de los demandantes se quedarán sin las ayudas. De hecho, solo llegarán a 4.200 familias en toda Galicia, una cifra muy superior a las 1.700 del plan del 2015.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cifra de solicitantes de ayudas para el alquiler se triplicó en la comarca