A Cachada, campo de pruebas del combinado nacional

A. parada RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MARCOS CREO

La selección sub17 finalizará hoy su concentración en Boiro, donde se ha medido al Rotogal y a su homóloga gallega juvenil antes de disputar el europeo

07 ene 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

«Para nosotros la promoción de este deporte incluye todo. No se trata solo de entrenar a niños, se trata de que los vecinos puedan tener acceso a un voleibol de nivel superior». Son palabras de Óscar López, presidente del Rotogal Boiro Voleibol, valorando que la federación nacional de esta disciplina haya escogido A Cachada como sede de la concentración del combinado español sub-17, de cara a su participación en el torneo internacional que se disputará en Viana do Castelo del miércoles al domingo.

Los mejores cadetes de España -entre ellos se hayan dos gallegos, el local Jaime Arjones y el coruñés Roi Losada- se han estado probando contra bloques de un nivel mayor. «Aprenden a hacer frente a situaciones de inferioridad, algo vital para adaptarte a cualquier escenario en un partido», explicó López con respecto a una serie de enfrentamientos que comenzaron el viernes contra el emblema boirense, el equipo sénior del Rotogal.

Los mayores vencieron por 3-1, pero fueron los sub-17 los que comenzaron ganando, ya que en las filas de Emilio Palacio se probaron primero a juveniles de la talla de Pablo Nieto, Darío Outeiral, Christopher Rodríguez, Juan Ordóñez y Jose García. El sábado les tocó el turno con la selección gallega juvenil -dos años mayores-, a la que le arrancaron un 3-2 hasta el tie break, una derrota ajustadísima.