Herminia Pouso evidencia sus diferencias con Ruiz renunciando al acta de concejala

La primera teniente de alcalde afirma que discrepa con el regidor por su forma de proceder y de «querer impoñer»


Ribeira / la voz

Hace tiempo que en los mentideros se habla sobre el distanciamiento entre el regidor ribeirense y la primera teniente de alcalde, Herminia Pouso, quien en el mandato del 2011 fue el brazo derecho de un Ruiz Rivas que se estrenaba como dirigente municipal. Las conjeturas se convirtieron ayer en certezas, al anunciar Pouso Maneiro su renuncia al acta de concejala y a sus responsabilidades «por discrepancias co goberno de Manuel Ruiz».

Las diferencias, reconoció la edila, comenzaron hace tiempo: «A gota que colmou o vaso produciuse nunha xunta de goberno de decembro, ao estar eu en desacordo cunha colaboración económica para unha acción proposta pola Memoria Histórica. Díxome que me tomara o día libre, e non volvín». Explica que fue el último capítulo de una extensa lista de divergencias «coa forma de facer as cousas» de Ruiz, al que acusa de «querer impoñer» y de no aceptar puntos de vista distintos: «Cando un alcalde quere actuar baixo o seu criterio, que o faga por decreto».

Ya a principios de este mandato comenzaron a surgir los comentarios sobre la falta de afinidad entre ambos, que se agudizaron al marcharse Pouso de un pleno cuando iba a tratarse una propuesta de los ediles no adscritos relativa a la peatonalización.

También fue significativa su ausencia en el acto en el que Ruiz fue ratificado como candidato a la alcaldía, una incomparecencia que, explicó la edila en su día, fue debida a causas familiares.

«Apártome da política»

El nombre de Herminia Pouso figura en las quinielas como integrante del partido que promueven los exconcejales del PP Vicente Mariño -que dejó su acta el pasado mandato- y Dolores Elorduy -quien se pasó al grupo de los no adscritos tras las elecciones del 2015 por diferencias con Ruiz-, y son muchos los comentarios sobre su afinidad tanto con ambos como con Asier Casais, que lideró la candidatura de Ciudadanos en el año 2015.

Sin embargo, Pouso afirmó que, por ahora, no tiene en mente incorporarse a otra formación: «Apártome da política». También explicó que «as miñas discrepancias son con Ruiz, non co Partido Popular, senón iríame ao grupo dos non adscritos».

El siguiente de la lista es David Fernández, que todavía no confirmó si aceptará.

El mandatario muestra su extrañeza por las «razóns que aduce» la edila

El alcalde agradeció ayer el trabajo realizado por Herminia Pouso Maneiro durante «os sete anos que estivo comigo no goberno», al tiempo que manifestó: «Desgraciadamente nunca quixemos dar crédito ao que no pobo parecía un segredo a voces». Sin embargo, expresó: «Queremos mostrar a nosa estrañeza polas razóns que aduce para a súa decisión, por canto Herminia Pouso nunca se tiña saltado o consenso nos acordos de grupo ata mediados do pasado mes de decembro».

Ruiz Rivas comenta que la divergencia se produjo con motivo de la aprobación de una subvención por importe de 380 euros para erigir un monumento en la zona de O Confurco por la memoria histórica: «Unha contribución que foi aprobada tamén noutros municipios do Barbanza, incluídos gobernos do Partido Popular».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Herminia Pouso evidencia sus diferencias con Ruiz renunciando al acta de concejala