Más del 40 % de los barbanzanos en riesgo no se vacunaron contra la gripe

Los datos han mejorado, pero quedaron sin inmunizar 13.450 mayores de 65 años


RIBEIRA / la voz

Las autoridades sanitarias no se cansan de repetirlo año tras año, pero, con los datos en la mano, el impacto de sus consejos no está teniendo el impacto que quisieran en la vecinos de la comarca. La última campaña de vacunación contra la gripe -que se cerró el pasado 28 de diciembre- arroja una ligera mejoría con respecto a la del 2017, pero todavía más del 40 % de la población en riesgo (13.450) sigue sin acudir a los centros de salud para inmunizarse contra este virus. De hecho, de los cerca de 30.000 barbanzanos mayores de 65 años que residen en la zona, solo pidieron cita para inocularse algo más de 16.200, lo que supone un porcentaje superior al 55,5 %, y que se sitúa ligeramente por encima de la media de toda el área sanitaria de Santiago, que está en un 55,1 %.

Estas cifras todavía están muy lejos del 65 % que cada año se marca como objetivo la Consellería de Sanidade y que, por el momento, parece algo inalcanzable. De hecho, de los 11 concellos de la comarca, solamente seis de ellos (Ribeira, Boiro, Muros, A Pobra, Lousame y Mazaricos) han mejorado sus registros con respecto a la campaña antigripal del 2017. El dato más positivo es que en todos los centros de salud, a excepción del pobrense, se ha conseguido inmunizar contra la gripe a la mitad de los mayores de 65 años. De hecho, cabe resaltar el caso de Mazaricos, donde se ha alcanzado al 68 % de este grupo de riesgo, un porcentaje más que destacable, ya que el siguiente municipio con mayor seguimiento de esta campaña es Porto do Son, que se sitúa a ocho puntos del mazaricano.

Otro aspecto que hay que destacar de esta última iniciativa para inmunizar contra la gripe a los barbanzanos es que, los mayores de 70 están más concienciados de acudir a los ambulatorios que aquellos que tienen cinco años menos. De hecho, según las estadísticas que maneja la Consellería de Sanidade, este grupo de población roza el 60 % de vacunados, una media que también es superior a la del área sanitaria compostelana, que se queda en el 58,82 %.

Cierto retraso

La campaña antigripal se desarrolla entre los meses de octubre y diciembre, con el objetivo de que los pacientes que se encuentran en los grupos de riesgo -además de los mayores de 65 años, están las embarazadas, personal sanitario y enfermos crónicos- estén inmunizados cuando aparezca la primera oleada de este virus.

Normalmente, la acumulación de casos por problemas respiratorios suele registrarse entre mediados y finales de diciembre, aunque este año se ha retrasado ligeramente porque las temperaturas han sido suaves hasta ahora, cuando se han desplomado los termómetros. De hecho, en estos primeros días de enero es cuando se han comenzado a acumular más enfermos por esta cauda, aunque el pico más alto todavía está por llegar.

En las últimas cinco semanas de la campaña solo se inocularon 2.000 vecinos

La campaña de la gripe que todos los años pone en marcha la Consellería de Sanidade se desarrolla por espacio de diez semanas, pero es durante las cinco primeras donde se concentran el grueso de las vacunaciones. De hecho, en esta primera fase pasaron por los centros de salud barbanzanos 14.300 personas mayores de 65 años, mientras que en la segunda apenas lo hicieron unos 2.000 vecinos pertenecientes a este mismo grupo de población de riesgo.

Conscientes de que esta situación se repite todos los años, desde el Sergas se suele activar, a mitad de campaña, un programa de llamadas telefónicas a través del cual el personal sanitario contacta con todos aquellos mayores que todavía no han ido a inmunizarse contra el virus. A través de esta iniciativa se les informa sobre las ventajas de esta vacuna para evitar posibles complicaciones provocadas por una enfermedad respiratoria, y que pueden agravar mucho el estado de salud de algunos pacientes.

Seguir leyendo

Otra técnica

Tal vez la Consellería de Sanidade tenga que optar por campañas más agresivas, estilo a las que realiza la Dirección General de Tráfico, para conseguir concienciar a las personas mayores de que una simple vacuna puede salvarles la vida. La gripe no suele ser una enfermedad mortal, pero combinada con otras dolencias se convierte en un arma muy peligrosa. Esa con la que están jugando cada invierno 13.450 barbanzanos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más del 40 % de los barbanzanos en riesgo no se vacunaron contra la gripe