Un problema con difícil solución


Alquilar un piso es una decisión complicada, puesto que hay que dejar en manos de un extraño un bien propio que, en el mejor de los casos, lo devolverá tal y como se le entregó. Tener o no mascota es un condicionante muy importante a la hora de vivir en un inmueble, pero muchas veces es más culpable de los daños el propio dueño que el animal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un problema con difícil solución