El temporal de viento continúa azotando la comarca

Las fuertes rachas fueron las culpables de que se cayeran varios árboles y postes del tendido eléctrico


Ribeira / la voz

Tras la tromba de agua que cayó en la noche del miércoles al jueves y anegó varias carreteras y viviendas de los concellos de Arousa norte, ayer le tocó el turno al viento. A las nueve de la mañana, la Agencia Estatal de Meteorología decretaba alerta naranja por las fuertes que tiraron por los sueles varios contenedores y papeleras. Además, en A Pobra un árbol se vino abajo en la zona del antiguo matadero, quedando cruzado en la carretera. Los miembros de Protección Civil procedieron a cortarlo, mientras los agentes de la Policía Local regulaban el tráfico.

Poco tiempo después tenían que repetir la misma operación en la carretera que conduce a la playa de Cabío y donde un poste eléctrico estaba colgando y amenazaba con venirse abajo.

Tendido eléctrico

El personal del GES de Muros también retiró dos árboles caídos en Canedo y Outes, mientras que los bomberos de Boiro tuvieron que trasladarse a Lousame y Rianxo para hacer la misma operación, que sus compañeros Ribeira también repitieron en la zona de Outeiro, en Artes.

Por otra parte, las fuertes rachas de viento hicieron que muchos vecinos y curiosos se acercasen ayer al faro de Corrubedo para ver del cerca el fuerte oleaje que golpeaba la costa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El temporal de viento continúa azotando la comarca