Discapacitado, ¿tú o yo?

Puede enviar sus textos a la dirección de correo electrónico redac.barbanza@lavoz.es


Buzón del lector

M e encuentro en una galería de arte observando unos óleos maravillosos, realmente encantadores. Algo me llama la atención, quiero conocer al autor, la galerista me dice que está a punto de llegar. Junto con mis acompañantes, damos otra visión a la obra y comentamos.

Nos llaman, me presentan al autor, un joven entrado en años, en silla de ruedas, observo, le faltan los brazos, sus pies limpios al descubierto sin zapatos o sandalias veraniegas; mantenemos un bello diálogo y al finalizar comento con mis acompañantes quién de nosotros podría hacer esa obra de arte y, sobre todo, quién pudiera hacerla con los dedos de los pies.

Persona con discapacidad, ¿quién?

En mis manos tengo Cartas desde el infierno, una obra de la que es autor el admirado Ramón Sampedro. No solo me encanta el poder de la palabra y la preñez de cada vocablo, sino también su sentimiento parido por un alma noble. La cosa es que fue escrito con un lápiz sujetado por su boca, ni se me ocurre intentarlo, en mí sería ridículo.

Persona con discapacidad, ¿quién?

Suena El concierto de Aranjuez, del maestro Rodrigo, a quien una infección de difteria lo dejó casi completamente ciego. Su música me traslada a otro lugar, como lo logran Andrea Bocelli o José Feliciano, yo con guitarra española y de Coímbra, ni cuatro notas.

Persona con discapacidad, ¿quién?.

Manuel Domínguez III. Ribeira

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Discapacitado, ¿tú o yo?