Verano Full


EL traqueteo del ventilador moviendo el aire caliente del salón confunde todavía más a la masa alquitranada que tengo ahora mismo por cerebro.

El verano, lo aguardamos como al amante ausente por largo tiempo, pero después nos castiga con su exceso de pasión; ese abrazo tórrido, pegajoso e insoportable.

No nos hace ningún bien: las urbes huelen peor; los coches se averían más; los bosques arden con facilidad y a la gente le da por demostrar lo gilipollas que puede llegar a ser, como esos cuatro majaderos que se dirigieron a las voluntarias antiacoso en la Festa do Albariño de Cambados al grito de «feminazis» y haciendo el saludo fascista.

Está repleto de idiotas este país. Miren si no al individuo este de la Manada, ese tal Boza, que al muy imbécil le da por robar unas gafas y después atropellar a los dos guardias de seguridad que iban tras él. A este peligro público lo han dejado suelto junto al resto de sus amigos, tiene bemoles la historia.

Y qué me dicen del marido de la ilustrísima Ana Rosa -guía espiritual de las mañanas, azote de rojos y supuesta escritora que subcontrata escritores- investigado por organizar (presuntamente, claro) una extorsión con el tenebroso comisario Villarejo, arquitecto principal de gran parte de las miserias de este Estado.

Y para terminar, nuestro flamante presidente Sánchez, que por un lado indigna a todo el facherío diciendo que va a sacar los restos del tío Paco del valle de los caídos, pero por otro alaba a la monarquía. Dice que está muy preparada y renovada. Hace unos meses cantaba La Internacional.

Ojalá el verano pase pronto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Verano Full