El calor no casa con las compras en Boiroferta

Las elevadas temperaturas redujeron las ventas a las mañanas y las últimas horas del día

.

Ribeira / La Voz

Una nueva edición de Boiroferta cerró ayer sus puertas a última hora de la tarde dejando un sabor agridulce entre los comerciantes que siguen apostando por esta tradicional cita con las gangas. El buen tiempo, sobre todo con temperaturas tan elevadas como las de este fin de semana, no suele casar con las compras en la feria, de manera que la de este año fue más floja que las de veranos anteriores. Con todo, en los momentos de afluencia de clientes sí hubo quien aprovechó los grandes descuentos, con saldos de hasta el 60 % en muchos casos.

Por 40 euros uno podía salir de la carpa instalada en la plaza de A Boqueira de A Negral vestido de pies a cabeza y calzado con productos de primera calidad, así que no faltó quien desafiase al calor para acercase a la feria.

Arreón final

Eso sí, quienes se animaron a rebuscar entre las gangas acudieron a Boiroferta durante la mañana y a última hora de la tarde, un patrón que se repitió durante las tres jornadas. De hecho, ayer se esperaba el último arreón de visitantes a partir de las 20.00, hora a la que estaban fijados los sorteos y a la que regresan los bañistas de la playa. Desde la ABE, organizadora de la cita, explicaban que en las horas previas al cierre suele haber mucho movimiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El calor no casa con las compras en Boiroferta