¿Por qué junio no trae el calor al mar?

Los chapuzones siguen cortando la respiración al registrarse en la superficie tan solo 16 grados centígrados


ribeira / la voz

Ni los más mayores de Barbanza recuerdan un inicio de junio tan turbulento meteorológicamente hablando. Pero no solo la primavera llegó con retraso a la comarca, también se resiste a subir de temperatura el agua del mar. Los chapuzones siguen cortando la respiración a dos semanas de julio, con 16 grados en la superficie en contraposición a los casi 19 que se registraban en el mismo período del 2014. Un fenómeno llamado upwelling, que a muchos les sonará a chino, parece tener mucho que ver.

¿Cómo influye la dirección del viento en la temperatura del mar?

Tal y como explican desde el departamento de Investigación e Predición Numérica de Meteogalicia, cuando en la costa gallega el viento sopla de componente norte, lo que es habitual en la época estival, el agua superficial es arrastrada cara afuera en el océano (dirección oeste), provocando una depresión que favorece que las más frías y ricas en nutrientes del fondo se eleven. Es el es fenómeno conocido como upwelling. Por el contrario, si los vientos soplan de componente sur se produce la situación inversa y el descenso del agua superficial hacia capas más profundas se conoce como downweling.

¿Hasta qué cifras puede descender el termómetro con los afloramientos?

Las mismas fuentes señalan que cuando los afloramientos se producen, los datos registrados en las boyas de Meteogalicia y en las de Puertos del Estado comienzan a registrar variaciones. Si la temperatura del agua del mar desciende, el mercurio puede alcanzar valores que rondan los 14 o 15 grados centígrados, mientras que hay jornadas que se llega a más de 20 y el agua se siente como el caldo. Este último caso se produjo a principios del mes de julio del 2014 en la comarca, cuando los chapuzones resultaban mucho más agradables que ahora a pesar de estar lejos del Mediterráneo. También el año pasado subió el mercurio.

¿Qué papel juega la radiación solar?

El calentamiento del agua por los rayos del sol que llegan a la superficie del mar forma una capa con una temperatura uniforme que puede alcanzar cientos de metros o más, dependiendo de condiciones como la turbidez o la materia sólida en suspensión. Conforme la profundidad aumenta va penetrando menos radiación, por lo que los grados del termómetro también caen.

¿Está el agua mucho más fría en invierno?

Este junio no presenta destacadas diferencias con los meses invernales, cuando se rozaron los 13 grados centígrados en la superficie. Tal y como explican los expertos, en este 2018 un tanto atípico en cuanto al tiempo, las temperaturas del agua del mar están evolucionando de acuerdo con las condiciones meteorológicas. Las boyas están registrando valores ligeramente más altos ahora debido a una mayor exposición solar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¿Por qué junio no trae el calor al mar?