Preferente empieza en Barraña

El Puebla recibirá al Carral en el primer encuentro de la fase de ascenso. Changui regresará al estadio que le vio nacer como futbolista profesional


Ribeira / la voz

El trabajo de toda una temporada ha quedado reducido a 180 minutos de batalla. El Puebla arranca esta tarde su último reto del curso, una fase de ascenso que puede llevar al bloque blanquiazul a Preferente. Enfrente estará el Carral, un conjunto con escasas fisuras, ducho en el balón directo y trabajador en el repliegue. «Somos conscientes de lo complicado que será. El equipo está motivado, la liga ha terminado y sabemos que comienza una competición nueva contra un gran rival», destacó Anxo Casalderrey.

Con la única baja de Picos, que se lesionó un pie en el derbi contra el Ribeira, el técnico compostelano podrá contar todo su arsenal para buscar la victoria en Barraña. La imposibilidad de jugar en A Alta ha obligado a los pobrenses a mudarse de casa. «Entrenamos en Boiro jueves y viernes. El campo está algo más irregular que el nuestro, aunque no influirá para nada. Es amplio y esperamos aprovecharlo», sentenció Casalderrey.

Uno de los que regresará a su antigua casa será Changui, donde empezó una carrera que lo llevó a debutar en Champions League con el Deportivo. Conocedor de cada recoveco del terreno de juego, el punta será la principal baza ofensiva de los barbanzanos. Aunque ha retrasado su posición hasta la mediapunta para que sea Pap el que finalice las acciones, el boirense es, sin lugar a dudas, el mejor hombre de la categoría. A su olfato goleador ha sumado su habilidad para moverse entre líneas, para crear juego de espaldas y para ser la punta de lanza del aspecto ofensivo.

La medular

A pesar de la veteranía del delantero barbanzano, el Puebla es uno de los equipos más jóvenes de la categoría. Esta condición se realza en el centro del campo, ocupado por Nacho y Teira, futbolistas con escasos encuentros en sénior. A pesar de esto, Casalderrey ha apostado por ellos en la recta final de la temporada, ya que han demostrado carácter suficiente para que no les queme la bola en los pies.

Las cifras de imbatibilidad de los pobrenses se alían también a su favor para esta tarde. Los barbanzanos llevan desde noviembre sin conocer la palabra derrota, por lo que acumulan 23 encuentros sin mácula. A pesar de esto, dos empates en la recta final del curso les impidieron alcanzar el ascenso directo. Poco importa ahora, después de más de 2.000 minutos de competición, los pobrenses están a 180 de la gloria. A favor o en contra, Barraña puede dictar sentencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Preferente empieza en Barraña