Un año de espera por una autopsia

El 1 de abril del 2017 a Irene le comunicaron que habían encontrado a su marido muerto. Trece meses más tarde sigue aguardando respuestas sobre las causas


Ribeira / La Voz

Un buen día, una vida se trunca y lo trastoca todo para quienes están alrededor. Sucede siempre, sean cuales sean las circunstancias en las que se produce una muerte, pero resulta mucho más difícil de digerir si esta es inesperada. En estas condiciones podría pensarse que la situación no puede empeorar demasiado, que es difícil experimentar más sufrimiento, pero sí que puede, y además durante 13 largos meses. Ese es el tiempo que se prolonga ya la angustiosa espera de Irene Mourís, una mujer de Outes que el 1 de abril del año pasado recibió un mazazo brutal, la Guardia Civil había encontrado a su marido. David Benítez, muerto. Desde entonces aguarda las respuestas de una autopsia que nunca llega.

La razón que le dan para explicar el retraso en la tramitación del informe es la baja médica de la forense que realizó el examen del cadáver, que se prolonga ya durante muchos meses, para desesperación de la perjudicada: «¿E se segue de baixa cinco anos máis que pasa? ¿Imos ter que seguir agardando? Terán que darme unha solución. Estou desesperada, incluso ía escribir tamén ao Valedor do Pobo, non creo que sirva de nada, pero xa non sei a que porta chamar». Y añade que no se quedará de brazos cruzados: «Vou demandar, iso téñoo clarísimo, porque isto non ten xustificación».

Problemas económicos

Tras el impacto inicial a nivel emocional, comenzaron a aflorar otras consecuencias prácticas de una muerte judicial que más de un año después sigue sin aclararse. «O peor desta situación é todo, estou a tratamento psicolóxico. Pero quedei a cargo de dous fillos menores de idade, cunha hipoteca e débedas que teño que afrontar sen poder facer nada para aliviar a nosa situación», cuenta Irene.

A la angustia de no saber con certeza qué fue lo que le ocurrió a su marido, se suma la de no poder dar un paso a nivel administrativo para regularizar una situación en la que las cartas del banco siguen llegando a nombre de él. Dadas las circunstancias de la muerte, ya que apareció en la calle cerca de la vivienda que compartían, a la entidad bancaria no le basta con el certificado de defunción para regularizar la situación, necesita el resultado de la autopsia. Y esta no acaba de llegar.

Los problemas económicos que atraviesa esta madre de familia, con un hijo de 17 años y otro de 11, tras la muerte de su marido podrían quedar solucionados, o al menos verse aliviados, con el cobro de la póliza de vida que tenía contratada su cónyuge, pero esto tampoco es posible sin el resultado de la autopsia.

En el juzgado

«Se foi suicidio o seguro non paga, e mentres non haxa informe tampouco o vai facer», explica Irene, que indica que en su día la Guardia Civil descartó tanto la existencia de signos de violencia como evidencias de que pudiera tratarse de un suicidio, «pero ao tratarse dunha morte xudicial ten que ir todo polo xulgado».

Es el juzgado de Muros el encargado de las diligencias, y tampoco allí hay todavía informe de la autopsia, que en su momento quedó pendiente de la realización de estudios complementarios. Desde entonces, la viuda se ha dirigido en numerosas ocasiones tanto al órgano judicial como al Imelga (Instituto de Medicina Legal de Galicia), responsable de la autopsia: «Volvín chamar este martes e dixéronme que ían deixar aviso, pero aquí non chamou ninguén de volta nin me deron contestación».

El Juzgado de Instrucción de Muros dio traslado del caso al Tribunal superior

Irene no es la única que está a la espera de recibir el informe de la autopsia de su marido, también el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Muros está pendiente de obtener el documento. Consultadas fuentes judiciales al respecto, explicaron que la información de la que se dispone es la misma que tiene la viuda y que la baja de la médica forense que realizó la autopsia es la causa del retraso. Además, por parte de esta sala ya se dio traslado de la situación a la junta del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), si bien la notificación todavía no ha llegado a destino debido a la huelga que ha mantenido paralizada la actividad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un año de espera por una autopsia