Ana María Martínez: Una sonense en la meca del turismo

Puso rumbo al Caribe tras ganar, entre otros premios, el Campeonato de España de Coctelería


ribeira / la voz

Playas de aguas cristalinas y arena blanca, un sol garantizado prácticamente todo el año y complejos hoteleros pensados para el disfrute de los visitantes. El Caribe es uno de los grandes paraísos del mundo a nivel turístico y allí reside desde hace unos años Ana María Martínez (Porto do Son, 1988). Ella está al otro lado de la línea, gestionando el restaurante de uno de los establecimientos punteros de la Riviera Maya, el Fairmont Mayakoba, perteneciente a la compañía del mítico Savoy londinense, desde donde dio el salto. Cruzó el charco tras una meteórica carrera que comenzó en el mundo de la coctelería.

Tenía 17 años, cuando en la cafetería que sus padres regentaban en Porto do Son, Ana Martínez empezó a experimentar con mezclas. Aunque la primera no le salió como esperaba, siguió. Reconoce que el mundo de la hostelería fue para ella un amor a primera vista. Estudió restauración, pasó por varios centros especializados en coctelería y se diplomó como gestora hotelera. El primer trabajo importante, en el Garoa de Santiago, supuso su plataforma de lanzamiento. Allí aprendió, creció y llenó su vitrina personal de galardones.

Dos grandes triunfos

En el 2007 se alzó con el Campeonato de España de Coctelería y en el 2010, ganó el Campeonato de España de Gin-Tonic en la categoría de innovación. Se hizo con un premio de 5.000 euros, que destinó a mejorar su formación, con un preparado de tres texturas: sólida, líquida y gaseosa, a base de granizado de limón, ginebra gelatinizada, tónica y espuma de tónica. Asegura que, tras cada combinado, hay una fusión de varios aspectos: «Lo que me inspira es una base de un cóctel clásico con historia y algo que haya vivido en el país en el que resido, también su cultura y los productos autóctonos».

Desde el Garoa compostelano, donde aún es posible degustar sus creaciones, Ana Martínez emprendió un viaje que la llevó al Savoy de Londres y Manchester. Después llegó México y se cumplió su sueño: trabajar para una compañía puntera en una de las mecas del turismo. La sonense le resta importancia al hecho de haber logrado abrirse camino en un mundo dominado por los hombres, y explica que simplemente desempeña un trabajo que la hace feliz: «Poder crear y conectar con las personas mediante un cóctel es fascinante. A los clientes siempre les quedará el recuerdo de un sabor, de un bar y de un barman especial que se lo preparó».

Al otro lado del Atlántico, la barbanzana ha descubierto un mundo apasionante entre tequila, mezcal y una cultura maya que no deja a nadie indiferente. Reconoce que podría desarrollar su profesión en cualquier parte del mundo, pero destaca los ingredientes que tiene al alcance de su mano en México y, sobre todo, una demanda de combinados que le permite explotar su creatividad sin ponerse límites.

Galicia, en su hoja de ruta

No se considera un talento obligado a huir, sino más bien una luchadora que se alimenta de nuevas experiencias y que no ha dado por cerrado todavía el proceso de formación. Cuando sacie su hambre de viajar y formarse, quizás vuelva a casa: «Creo que tanto en México como en España es igual de fácil o de complicado dedicarse al mundo de la coctelería. Al fin y al cabo, el trabajo que desempeña una persona está derivado de sus estudios y del empeño que ponga».

Por eso, no descarta establecerse en el futuro en Galicia, aunque de momento se siente atada a la Riviera Maya que le dio una oportunidad única. Y es que Ana Martínez es allí la imagen de Bartender on Duty, una importante empresa mexicana dedicada a la venta de material para los barman profesionales. Desde el paraíso sueña con volver algún día a las competiciones y también con exportar el éxito que ha cosechado en la barra al ámbito de Internet. La sonense puso en marcha hace relativamente poco tiempo un blog, Mixing on the Glass, con consejos y recomendaciones: «Estoy empezando poco a poco, pero me gustaría que dentro de unos años funcionara como un referente en el sector de la coctelería».

Esperando que vuelva a Galicia, y por qué no, a Porto do Son, sus combinados, tanto con alcohol como sin él, están al alcance del paladar en el Garoa.

Formación: Estudió el ciclo superior de Restauración en el Lamas de Abade, se diplomó en gestión hotelera en el CSHG y se formó en gestión de bares en Canarias.

Trabajo: Además de integrar la plantilla del Farimont Mayakoba, la sonense es la imagen de la firma Bartender on Duty.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Ana María Martínez: Una sonense en la meca del turismo