Benogo se vistió de David Beckham

El medio maliense clavó una falta por la escuadra que allanó el camino para un Puebla que se adueñó del partido a la vuelta de los vestuarios


Ribeira / la voz

El Puebla consiguió cambiar de registro para bloquear el fútbol directo de un Piloño que fue dueño del encuentro durante la primera mitad. Buena reacción de los chavales de Anxo Casalderrey que, después de pasar por los vestuarios, monopolizaron el balón y desdibujaron a un rival que se vio incapaz de volver a crear daño en la meta defendida por Juan. Los dos tantos de Benogo valieron tres puntos que colocan a los de A Alta en una posición de privilegio.

El choque comenzó con un Piloño que tiró de físico para noquear el juego entre líneas de los blanquiazules. Funcionó el guion planteado por los visitantes, que consiguieron plantarse con asiduidad en la meta local. Se percataron los de Casalderrey, que empezaron a mover el balón y entrar por banda.

Benogo puso la guinda al buen juego pobrense. El africano, emulando al mítico David Beckham, clavó por toda la escuadra una falta desde fuera del área. El maliense redondeó su partido al borde del final, cuando cazó un balón al espacio y golpeó cruzado, colocando el definitivo 2-0 en el marcador.

Lalín-Ribeira: 1-0. Manuel Anxo Cortizo, 20 aficionados. La actuación del colegiado no gustó demasiado al cuerpo técnico del Ribeira, ya que consideró que el trencilla les escamoteó un penalti sobre Cameán en la última jugada del choque.

Hasta ahí habían dominado los futbolistas celestes, que no pudieron evitar el tempranero gol de Matías, tanto en el que también pidieron fuera de juego. El punta rival aprovechó un balón al espacio para plantarse delante de Ezequiel y marcar.

Val do Ulla-Unión: 2-0. O Coto, 110 espectadores. Incapaz de salir del bucle negativo, el club rianxeiro no mereció ceder los tres puntos en su visita a Vedra. También hubo polémica arbitral en el duelo, ya que el primer tanto local llegó después de una falta que los barbanzanos consideraron inexistente.

Con uno menos sobre el césped por la expulsión de Víctor, el Unión se echó arriba para buscar la igualada. El 2-0 final llegó con los de Vilas volcados en la meta rival llegó.

Agolada-Outes: 1-0. Hospitalillo, 80 incondicionales. En un duelo muy igualado, y con escasas ocasiones de gol, un error defensivo condenó a un Outes que está mostrando un pundonor digno de los mejores guerreros. El conjunto de Cambeiro cedió lo que era un buen empate contra uno de los gallos de la categoría. Pablo Castro, con un zapatazo desde el segundo palo, envió el balón directo a la red. Los outienses demostraron que siguen creyendo que la salvación es posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Benogo se vistió de David Beckham