«Yo cosí vestidos para lo mejorcito de Ribeira. Hice muchos trajes de novia»


Ribeira / La Voz

Alegre, locuaz, coqueta y con carácter. Esa es la primera impresión que causa en quien acaba de descubrir a Manuela Martínez Martínez, conocida por los ribeirenses como Luca. A lo largo de sus 97 años de existencia, sus dedos, largos, finos y delicados, enhebraron millares de agujas, hilvanaron las prendas más diversas y dieron forma a los vestidos soñados por muchas novias para su gran día. En una época en la que el oficio se aprendía en casa de otras costureras, Luca logró sacarse un título de corte y confección que aún conserva y del que presume orgullosa si alguien le pregunta. Está satisfecha de lo que logró en su vida y no lo esconde, así que se lo cuenta a todo aquel que quiera escucharla. El vienes lo hizo en el homenaje que recibió en Ribeira por el Día de la Mujer Trabajadora.

-¿Qué le parece que hagan un homenaje a las costureras? Estará contenta.

-A mí no me gusta que las llamen costureras, son modistas.

-¿Por qué no le gusta?

-Porque no; a mí me parece que le resta importancia al trabajo que hacemos.

-¿Cómo empezó usted a coser? ¿Cuántos años tenía?

-Cuando empecé tendría 14 años. Aprendí en casa de Lolita. Mi hermana puso un taller y yo la ayudaba, pero cuando se casó, ella y su marido decidieron irse a vivir a A Coruña y me quedé yo con su taller. ¡Quince añitos tendría entonces! Y también sé bordar, hacer ganchillo, calcetar... De todo. Desde las canastillas para los bebés hasta trajes de novia, en mi casa se hizo de todo. Y también era diseñadora, me gustaba mucho diseñar mis propios modelos.

-Me han dicho que usted incluso se sacó un título de modista.

-Tengo el título de corte y confección Sistema Martí internacional firmado por Franco y por Fraga; figúrate si hace tiempo que lo tengo, ya ni me acuerdo. Lo guardo en casa. Pero ponlo bien, es un título internacional.

-¿Y cuándo colgó la aguja?

-Empecé a los 14 años y cosí hasta los setenta y tantos.

-En tanto tiempo habrá hecho muchos trajes.

-Yo cosí vestidos para lo mejorcito de Ribeira, para las hijas de los alcaldes don Álvaro y don Miguel, de José de Cardama... También para Beatriz de Borbón y sus hijas... Para mucha gente. E hice muchos trajes de novia. La hija del alcalde don Miguel fue a casarse a Madrid, pero el vestido se lo hice yo con mis manos.

-También enseñó usted a coser a muchas mujeres de Ribeira...

-Las mejores modistas de Ribeira salieron de mi casa. Yo les enseñé como si fueran mis hijas.

Manuela Martínez Martínez, «Luca» Modista de 97 años

«Las mejores modistas salieron de mi casa. Yo les enseñé como si fueran mis hijas»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Yo cosí vestidos para lo mejorcito de Ribeira. Hice muchos trajes de novia»