Y al séptimo día... salió el sol

María Hermida
maría Hermida RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

marcos creo

Aunque hubo chubascos intermitentes, la de ayer fue una de las jornadas más apacibles del 2014 y eso se notó sobremanera en las calles

17 feb 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Parecía un sueño. Pero no. Fue real. Después de empezar el año con lluvia, de vivir uno de los eneros más pasados por agua de la historia y de encarar febrero con la misma suerte, ayer, en domingo, en ese séptimo día en el que el común de las familias pueden disfrutar, salió el sol. Cierto es que algún chubasco hubo; más en unas zonas de la comarca que en otras. Pero, sobre todo en horario matinal, se pudo salir a la vía pública sin tener que soportar un viento horrendo o unas precipitaciones tortuosas. Que la jornada de ayer fuese una de las más apacibles del 2014 se notó sobremanera en los parques infantiles, los paseos marítimos y, en general, en las calles.

Se mirase al lugar que se mirase, ayer, a media mañana, quedaba bien claro que los barbanzanos tenían ganas de sol. Por las carreteras, el número de ciclistas era realmente asombroso. En los paseos marítimos, el parque móvil formado por bicicletas con ruedines, patinetes y triciclos también llamaba la atención. Y, sobre todo, lo que más reconfortaba era ver la cara alegre de un enorme batallón de pequeños que, por fin, pudieron correr al aire libre.

Los datos de Meteogalicia confirmaban lo que se vivía a pie de calle. El de ayer fue uno de los días con menos precipitaciones del año. Sobre las cuatro de la tarde, en una de las estaciones meteorológicas que hay en la comarca, ubicada en Corrubedo, únicamente se habían recogido 0,2 litros por metro cuadrado. Nada que ver con lo ocurrido en las últimas jornadas