«Es muy gratificante trabajar con los usuarios de Ambar»

Las personas discapacitadas realizan actividades muy diversas que las estimulan y benefician psicológicamente


Ribeira / la voz

La asociación Ambar trabaja con personas con diversidades funcionales. Además de los numerosos servicios que ofrecen para sus usuarios, en el centro ocupacional se imparten talleres muy variados: alfabetización, nudos marineros, abalorios, encuadernación, informática, horticultura, telas, decoración o cestería. María Treus es una de las encargadas de impartir la actividad de cestería. A pesar de carecer de una información específica «he realizado varios cursillos para aprender por medio de la asociación y por interés propio».

-¿Son los usuarios del centro los que eligen los talleres?

-Tras evaluarlos un psicólogo y en función de sus capacidades, se analiza a cuales pueden asistir. Pasan un período de adaptación en el que van rotando por varias actividades. Al final, el personal, en función de lo que más le ha gustado a los usuarios, decide cuales les estimulan y les pueden beneficiar más.

-¿En qué consiste su trabajo?

-Trabajamos con mimbre en función de sus gustos y afinidades. Desde lo más básico a cosas más elaboradas. Aprenden por ejemplo que el material debe estar mojado para trabajarlo. Según van evolucionando hacen cosas más elaboradas. Hacen salvamanteles, cestos con asa y de diferentes colores.

-¿Cuál es el perfil de los asistentes al curso?

-Son personas con una discapacidad funcional que puede ser desde una persona con síndrome de Down a una limitación de movimiento. Hay muchos grados pero con perfiles comunes.

-¿Cómo funcionan las clases?

-Trabajan todos juntos. Además, recurrimos a la colaboración entre ellos que consiste en que aquellos que llevan más tiempo ayudan y enseñan a los nuevos con dificultades, y así se sienten útiles.

-¿Qué supone trabajar con personas con discapacidad?

-Es muy gratificante trabajar con los usuarios de Ambar. Desde que estoy aquí aprendí cosas que no sabía. Siempre colaboramos unos monitores con otros a la hora de realizar actividades con los chicos.

-¿Es común que muestren mejorías?

-Es posible. Nosotros hacemos un seguimiento de su evolución en las actividades. Cuando vemos una mejoría se le comunica a los psicólogos y se cambian de nivel. Empiezan a trabajar haciendo cosas más complicadas y elaboradas.

maría treus monitora de cestería

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Es muy gratificante trabajar con los usuarios de Ambar»