Campana y se acabó


Por fin, dirán muchas personas. Aunque supongo que a los políticos también se les acabará haciendo larga la campaña. Abrazos, discursos, vinos, apretones de manos y dientes, muchos dientes que diría la Pantoja. Un puñado de días preñado de promesas, proyectos y bastante humo. Al final, en poco más de una hora de recuento, se recogen los frutos de tan ardua tarea. O no.

Aunque habrá tiempo para analizar los resultados en profundidad, ya podemos sacar unos cuantos titulares. Grande, muy grande, Manolo Ruiz en Ribeira. Una buena trayectoria, una buena campaña y la mano generosa de José Luis Torres han dado un resultado incontestable. La baja intensidad del BNG durante el mandato se ha reflejado en los votos obtenidos. El PSOE, esclavo de errores pasados, sigue su travesía del desierto mientras los independientes pierden fuelle con un descenso que amenaza su futuro.

En A Pobra, Isaac Maceiras logra mantener su mayoría, en contra de algunos vaticinios escuchados en la campaña. Quizás tenga que ver en ello la incapacidad de un PSOE errático, sin discurso y con escaso liderazgo, que ha visto reducida su representatividad a la mínima expresión. Muy digno el papel del BNG liderado por Rosana Pérez, mujer inteligente y luchadora incansable a la que muchos desearían ver algún día como alcaldesa.

En Boiro hubo sorpresa para muchos. A pesar enfangarse el final de campaña, y de la intervención en la misma de personas que no se presentaban, Juan José Dieste consiguió transmitir su mensaje. Ahora la duda de bastantes boirenses es si podrá ser él mismo a la hora de gobernar. Fracaso del BNG y del PSOE que no han sido capaces de transmitir al electorado sus logros. En los próximos meses tendrán que regenerar proyectos, discursos y personas. Éxito de Javier Chouza y se desinfla, por puro paso del tiempo, IC Boiro, cuyo líder, Manuel Velo, obró en consecuencia ayer mismo.

En Rianxo la sorpresa positiva, de la mano del BNG de Adolfo Muíños, y la negativa, del resultado cosechado por Carlos Gey al frente del PSOE. Se demuestra que muchos militantes y simpatizantes no estaban de acuerdo con su designación, aunque no lo hicieran público. Pero su relación con ellos puede empeorar más si consiente el acceso a la alcaldía del PP, como ha dejado entrever.

En Porto do Son, Luis Oujo, cabeza de lista del PP, no ha mejorado tanto como se esperaba el resultado de su predecesor Manuel Tomé. Tampoco ha sido bueno el cosechado por Xoán Pastor, que partía desde la favorable posición de alcalde.

En Noia los resultados han sido más o menos los esperados y puede pasar casi de todo. Aquí, por penoso que sea, jugarán más las filias y fobias personales que las ideologías o los programas. A nadie sorprendería mucho cualquier solución del rompecabezas planteado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Campana y se acabó