La comarca vive la primavera más seca de la última década

Desde el inicio oficial de la estación se han registrado una docena de días lluviosos, con la mitad de precipitaciones que el pasado año


mazaricos / la voz

Barbanza está viviendo la primavera más seca de la última década. Desde el pasado 21 de marzo, comienzo oficial de la estación, apenas se han registrado una docena de días lluviosos en los que la cantidad de agua caída ha sido escasa e inferior a la de años precedentes. De hecho, el volumen de precipitaciones contabilizado por las estaciones de Meteogalicia arroja cifras que oscilan entre los 107 litros por metro cuadrado recogidos en Ribeira y los 146 del monte Muralla, en Lousame. Este volumen representa menos de la mitad de lo contabilizado durante el año pasado o el anterior.

Esta circunstancia tiene una repercusión directa sobre la probabilidad de que se produzcan incendios y ha llevado a los responsables forestales de la Xunta a elevar el nivel de alerta en las comarcas de Barbanza, Muros y Noia a la situación de riesgo extremo. Otro tanto sucede en la práctica totalidad de la zona costera de la provincia de A Coruña y las comarcas pontevedresas de O Salnés y Caldas.

En el resto de Galicia, el grado de posible incidencia del fuego oscila entre el moderado de la provincia de Ourense y la zona oriental lucense y el alto en el que se engloba toda la franja central de la comunidad.

Conjunción de factores

La Consellería do Medio Rural señala que para el establecimiento del índice de riesgo diario de incendio se tienen en cuenta la conjunción de factores como el estado de la biomasa forestal, la situación de las infraestructuras preventivas de las masas arbóreas, el estado del suelo o la situación meteorológica.

Las altas temperaturas que se registran en la última semana y las intensas rachas de viento que afectan a algunas zonas provocan que se supere el 80% de riesgo estimado de incendio o, lo que es lo mismo, que se pase al nivel de peligro extremo.

Según explicó el responsable de una cuadrilla de extinción de incendios de la Xunta, es probable que durante las próximas jornadas se dé en la comarca lo que se conoce técnicamente como índice 30 -más de 30 grados de temperatura, humedad relativa inferior al 30% y una velocidad del viento de, al menos, 30 kilómetros hora-. Estas circunstancias también se dieron en la ola de incendios del año 2006, cuando el fuego calcinó más de 18.000 hectáreas en el conjunto de la comarca.

El plan de prevención y defensa contra incendios forestales de Galicia ya establece como zonas de alto riesgo de incendios forestales la superficie total de los once municipios de Barbanza, Muros y Noia, lo que supone un control más estricto del territorio para evitar el comienzo de los fuegos.

En este sentido, la Consellería de Medio Rural dispone en el área barbanzana de cinco puntos de vigilancia de carácter fijo, que se encuentran en Lousame, Muros, Outes, Porto do Son y Ribeira, para controlar más de 70.000 hectáreas de terreno, entre montes comunales y privados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La comarca vive la primavera más seca de la última década