La comarca vive la primavera más seca de la última década

X. Ramón Alvite, A. Gerpe MAZARICOS / LA VOZ

BARBANZA

Desde el inicio oficial de la estación se han registrado una docena de días lluviosos, con la mitad de precipitaciones que el pasado año

28 may 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Barbanza está viviendo la primavera más seca de la última década. Desde el pasado 21 de marzo, comienzo oficial de la estación, apenas se han registrado una docena de días lluviosos en los que la cantidad de agua caída ha sido escasa e inferior a la de años precedentes. De hecho, el volumen de precipitaciones contabilizado por las estaciones de Meteogalicia arroja cifras que oscilan entre los 107 litros por metro cuadrado recogidos en Ribeira y los 146 del monte Muralla, en Lousame. Este volumen representa menos de la mitad de lo contabilizado durante el año pasado o el anterior.

Esta circunstancia tiene una repercusión directa sobre la probabilidad de que se produzcan incendios y ha llevado a los responsables forestales de la Xunta a elevar el nivel de alerta en las comarcas de Barbanza, Muros y Noia a la situación de riesgo extremo. Otro tanto sucede en la práctica totalidad de la zona costera de la provincia de A Coruña y las comarcas pontevedresas de O Salnés y Caldas.

En el resto de Galicia, el grado de posible incidencia del fuego oscila entre el moderado de la provincia de Ourense y la zona oriental lucense y el alto en el que se engloba toda la franja central de la comunidad.